La provincia de Santa Fe no es ajena a la crítica situación nacional que atraviesan los más de 400 centros que existen en todo el país, y que atienden la demanda de 30 mil pacientes, sumidos en una delicada situación financiera, sin actualización de valores de retribución siguiendo la evolución del dólar (un sector en el que los insumos están dolarizados) y el incremento de la inflación.

En dialogo con Conclusión, el presidente de la institución, el doctor Sergio Marinovich, explicó que “la situación en este momento es crítica porque, lamentablemente, tenemos que declarar el estado de emergencia en nuestro sector. Una emergencia que arrancó hace dos años, pero los costos han subido tanto y los financiadores de la prestación no reconocen esos costos mínimos que tenemos para tratar bien a nuestros pacientes”.

 

Por su parte, el doctor Claudio Alonso, dio algunos detalles sobre la problemática. Expresó: “En provincia de Santa Fe se atienden mas de 1500 pacientes y cada paciente hace tres sesiones de diálisis por semana. Con respecto a la afectación que tiene esta prestación uno es el valor de dólar y eso hace que cada vez sea más difícil reponer ese material. Ademas, trabajamos con costos generales como combustibles y gas. También, el PAMI transfiere los gastos de la movilidad de los pacientes. No se puede sostener”.

Sobre la situación de los niños que hacen diálisis, la doctora Marilin Viñuela, mencionó que “actualmente estamos dializando siete pacientes, la mayoría son de muy bajo recursos. Tratamos de resolver sin generar mayor angustia de la que ya tienen los papás”.

>Te puede interesar: Crítica situación y peligro de cierre de centros de diálisis de todo el país

Otro problema grave que padece el sector son los puestos de trabajo. En Argentina hay mas de 30.000 pacientes se hacen diálisis y se necesitan más de 12.000 trabajadores que respondan a las necesidades.

Al respecto, la doctora Maria Angélica Giudice expresó que “otro problema fundamental es lo riesgos de los puestos de trabajo. La cantidad de trabajadores depende de cada centro y de cuantos paciente tiene cada centro”.