La tarde gris de Río estuvo a tono con la presentación de Fede Delbonis. El tenista argentino sufrió mucho ante Rafa Nadal, que lo despachó por 6-2 y 6-1.

En contraste con el partido del tenista nacido en Azul, Rafael Nadal jugó un nivel superlativo y fue ganando confianza tras el primer quiebre.

Delbonis nunca pudo levantar y Rafa se llevó el partido de manera cómoda y rápida. Con un 6-2 y 6-1, el español accede a la siguiente ronda y despidió al argentino que nada pudo hacer.