Después del triunfo de Donald Trump, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que se abre una nueva etapa en la relación entre México y los Estados Unidos, por lo que acordó con él sostener una reunión para abordar los temas comunes, basados en el respeto y la cordialidad.

En un mensaje a medios de comunicación, Peña Nieto indicó que a partir de este proceso democrático se abre un nuevo capítulo en la relación de ambas naciones, donde “implicará un cambio, un reto, pero también hay que decirlo una oportunidad”.

Sostuvo que los mexicanos iniciaran esta etapa con seguridad y determinación, pero “lo más importante: en unidad”, porque los mexicanos de ambos lados de la frontera trabajaran con la responsabilidad y compromiso que siempre nos han caracterizado.

Después una intensa jornada electoral en los Estados Unidos donde el abanderado republicano ganó la contienda con 290 votos electorales, el Primer Mandatario comentó que se empleará la creatividad y el esfuerzo, así como la capacidad de los empresarios y el talento de la gente para “abrir nuevos caminos de cooperación y de prosperidad”.

Afirmó que con la sociedad norteamericana hay lazos «inseparables», por lo que el mayor ejemplo es la comunidad mexicana que vive en ese país, ya que son familias que contribuyen todos los días al desarrollo de ambas naciones.

En el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Jefe del Ejecutivo expresó que como presidente de México «se entregará con toda su capacidad, auténticamente en cuerpo y alma, para velar por los derechos, el bienestar y los intereses de los mexicanos donde quiera que se encuentren»

“En todo momento, mi prioridad ha sido y seguirá siendo cuidar a México y proteger a los mexicanos”, remarcó.

Además, Peña Nieto deetalló que en la llamada telefónica con el presidente electo le externó su felicitación por su triunfo y aseveró que fue una conversación cordial, amable y respetuosa, por lo que “ambos coincidimos en que debemos trabajar en una relación de confianza y de futuro compartido”

“Nuestros países son muy importantes el uno para el otro. México y Estados Unidos son aliados, socios y vecinos. Cuando a México le va bien a Estados Unidos le va bien y cuando a Estados Unidos le va bien a México le va bien”, señaló.

Por otro lado, el mandatario mexicano anunció que con esa visión, una delegación mexicana e integrantes del equipo de Trump comiencen a trabajar en delinear en una nueva agenda de trabajo, que incorpore los temas de interés común como son las seguridad, cooperación y la prosperidad de las sociedades.

Donald Trump ganó la elección en los Estados Unidos con 290 votos electorales contra 228 que obtuvo Hillary Clinton, en la que fue una contienda muy reñida y competida en la historia de ese país.

NOTAS RELACIONADAS:

La embajada de EE.UU. en Argentina felicitó a Donald Trump

Trump: el duro regreso de los cubanos a la duda frente a Estados Unidos

Fuerte caída de las Bolsas ante el resultado de las elecciones

Macri felicitó a Trump y afirmó que espera “trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos”