A días de que se realicen las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la provincia de Santa Fe, se dio a conocer que uno de cada tres ciudadanos convocados para ser autoridades de mesa renunciaron a ese deber.

El secretario del Tribunal Electoral, Roberto Pascual indicó que “esto no supone un riesgo para el normal desarrollo del proceso electoral”. Además, explicó que convocaron a 24 mil personas con el objetivo de que cada mesa tenga tres autoridades.

Sin embargo, ante el descenso de autoridades, Pascual señaló que “con dos se puede trabajar perfectamente. La situación no es tan apremiante como parece”.

El secretario manifestó este martes en el programa televisivo “De 12 a 14” que cerca de 8 mil autoridades de mesa tuvieron que ser reemplazadas, sobre un total de 24 mil telegramas enviados.

Además contó que muchas personas “se negaron a recibir el telegrama, no le abrieron al cartero”,

A pesar de que la cifra de personas que renunciaron a ser autoridades de mesa es más elevada que en anteriores elecciones, desde la gestión provincial restaron importancia al asunto, pero abrieron un registro de voluntarios.

Para cubrir las vacantes, el Tribunal Electoral abrió registros de voluntarios en los lugares de votación, donde quien quiera ser autoridad de mesa en las elecciones puede anotarse a través de los jefes de local, que generalmente son los directores de las escuelas.

Cada autoridad de mesa recibirá 3800 pesos por parte del gobierno provincial, pero quedarán afectadas a las elecciones generales del 16 de junio y deberán asistir a una capacitación obligatoria.