El precandidato de Ciudad Futura firmó ante escribana pública el denominado “Compromiso del buen gobierno”, la plataforma ética que Ciudad Futura propone como guía de su gobierno en caso de ser elegido. De la presentación participaron también Carlos del Frade, candidato a diputado Provincial y Caren Tepp, cabeza de lista en concejales de Rosario.

Entre las medidas destacadas del compromiso firmado, destaca la que busca componer los sueldos de los funcionarios políticos del gobierno en función del salario básico de los trabajadores municipales. “Para mí es inmoral que yo entre a la Municipalidad de Rosario y cobrar veinte veces más que lo que cobra el compañero o la compañera que está en mesa de entrada”, sostuvo el precandidato en diálogo con Conclusión.

En tal sentido, Monteverde se comprometió a que ni él ni sus funcionarios puedan percibir un salario mayor a 4 sueldos básicos municipales, con el objetivo de eliminar la distancia que existe entre la política y los ciudadanos.

Al respecto, el candidato a intendente dijo: “Básicamente se trata de que quienes ocupamos lugares de responsabilidad en la política a través del voto de la gente, no vivamos con un standard de vida que está a años luz de esa gente que nos votó. Es algo que venimos haciendo desde el primer día que asumimos como concejales, para no dejar de vivir como vivíamos antes de ingresar en las instituciones”. Y remató: “Es un mecanismo que se usa en las democracias más avanzadas del mundo para disminuir las brechas sociales de desigualdad: si nos va bien, nos va bien a todos. Y si nos va mal, también”.

Otra de las medidas que componen el “Compromiso del Buen Gobierno” que presentaron tiene que ver con una novedad que quieren incorporar en la política de la ciudad: la revocatoria de mandato por incumplimientos graves en el ejercicio de su función. Se trata de incluir en la normativa vigente la posibilidad de que ante graves y comprobados incumplimientos, exista la posibilidad de revocar el mandato a través de un referéndum vinculante en el que la ciudadanía tendrá la última palabra.

“Queremos dos cosas con esta medida: empoderar a los y las ciudadanas, convirtiéndolos verdaderamente en fiscales de la gestión de un gobierno. Y además que la política empiece a ser un poco más responsable en sus actos y promesas. Si uno votó a alguien por lo que le prometió y después ese alguien hace todo lo contrario, que se vaya”, resumió Monteverde. Y finalizó “pensemos cuántos dolores de cabeza nos hubiéramos ahorrado en el país si por ejemplo hubiéramos puesto el debate presidencial y ver lo que hizo después el gobierno nacional”.

Al preguntar sobre los nombres de las listas y las candidaturas, el referente de Ciudad Futura fundamentó que “lo importante es realmente el proyecto, cómo vamos a gobernar y qué queremos hacer, porque muchas veces en las elecciones lo único que vemos es peleas de nombres. Digo ahora, ¿para que queremos llegar al gobierno municipal? Nosotros queremos llegar para hacer las cosas de otra forma. Cambiar la lógica del poder, como se toman las decisiones”.