El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que el presupuesto aprobado permitirá que Argentina tenga “equilibrio” y poner “en caja todos los abusos cometidos” desde la política, tras descartar que se hayan realizado recortes a la Salud y la educación.

El jefe de Estado se expresó de este modo en declaraciones formuladas a Radio Don de Castex, provincia de La Pampa. “Este presupuesto es un paso adelante y debe seguir para siempre”, afirmó el mandatario, al propiciar el déficit cero tanto en desde la Nación, las Provincias, como los municipios.

Macri destacó que para este presupuesto se apeló “en emergencia” a un impuesto “extraordinario, que solo durará dos años, que “son 4 pesos por cada dólar de exportación y es el ultimo gran aporte del sector privado para que desde la política se hagan los deberes y se pongan en caja todos los privilegios y abusos que nos obligo a pedir plata prestada para pagar los gastos que estaban por arriba de nuestras posibilidades”.

“Apuntamos al equilibrio”, afirmó Macri, quien aseguró que este compromiso “debe seguir para siempre”, con la presencia de gobernantes “que se manejan de forma transparente”. Asimismo, aseguró que los mismo deben hacer el presidente, los gobernadores e intendentes.

Respecto a las criticas de al presupuesto por hacer recortes en la salud y la educación, el presidente aclaró que que eso “no es así”, tras aclarar que esas dos áreas “sin responsabilidades primarias de las Provincias”, y consideró que desde la Nación “da apoyo y rediseño del contenido pedagógico”, dando como ejemplo la innovación para la enseñanza de matemáticas, en medio de criticas a algunos gremios docentes.

“Es algo que nos propusimos una mayoría de argentinos que entendimos que tenemos que empezar a ser responsables y serios”, precisó el jefe de Estado sobre el Presupuesto aprobado esta madrugada en el Senado.

Por otro lado, destacó la importancia del ahorro al sostener que “lo mismo que pasa en nuestras vidas, debe pasar en la política y esa responsabilidad la tienen que tener los intendentes y gobernadores”, quienes deben “manejarse con los recursos existentes, los impuestos que pagan los argentinos, que además son los más altos”, tras reiterar que “tenemos que bajarlos”.

Concluyó con que “este presupuesto comienza a encaminarnos y que se gaste lo mismo que ingresa”.