Contundente y enfático. Así se mostró el precandidato a intendente Jorge Boasso en la presentación de la lista de concejales que lo acompañará en la carrera por gobernar la ciudad con Cambiemos. “Las campañas no empiezan 30 días antes de una elección como muchos empiezan a mostrarse y poner la carita”, comenzó disparando el radical.

“Nosotros venimos recorriendo la ciudad hace 30 años, no tenemos que ir ahora a conocerla hipotéticamente antes de las elecciones. Con el equipo hemos presentado proyectos para solucionar muchas de sus carencias; somos el único equipo que presento un proyecto global del programa de relocalización de asentamientos irregulares conjuntamente con un programa de reinserción social y con otro de ocupación del espacio libre para evitar nuevos asentamientos”, se explayó Boasso.

El elector va a saber quienes de los seis candidatos no aprobaron las materias “calle 1”, “calle 2”, “calle 3”. Yo no soy el mismo de hace 30 años, en ese momento no estaba preparado para ser intendente.

“La juventud  es un valor, yo en mi equipo tengo sub 25, pero administrar Rosario no es una cuestión de chicos, como en un equipo de fútbol se necesita un gran director técnico que armen equipos de jóvenes y van mezclando con gente con experiencia”, manifestó el precandidato a intendente que irá a interna con el precandidato Roy López Molina.

Si querés ganar la copa, y salir primero pero pones todos jóvenes sin gente con experiencia es probable que fracase.

Y agregó: “En Rosario, el que tiene que liderar la lucha contra los flagelos, las tiene que tener bien puestas. Los flagelos de la narcocriminalidad, problemáticas de exclusión social con 224 mil personas -más del 20% de la población de Rosario- que viven en total marginación. Somos la tercera ciudad de Argentina con mayor cantidad de villas de emergencia”.

Al ser consultado por las soluciones, Boasso contó que ellos hablan de la “creación de fideicomiso, con fondos municipales, provinciales, nacionales, donde el fondo de obras públicas no se subejecute como lo hizo el municipio estos 9 años”.

Basta de ñoquis, basta de funcionarios políticos y parientes que entraron con categorías 23 por la ventana. El ajuste lo tiene que hacer la clase política, no los trabajadores.

Al ser consultado por si desde Cambiemos le pidieron que no se candidatee en la interna con su par Roy López Molina, contestó: “Ya pasó, ya está, estoy, estamos en Cambiemos y tenemos tres objetivos: primero Rosario, segundo Rosario y tercero Rosario y le voy a patear las puertas a quien fuere para traer los beneficios que necesita”.

“Voy a convocar a los líderes de los otros partidos políticos para hacer dos cosas: una redactar un acta con políticas de Estado para que continúe con cualquiera que esté en el poder y segundo que quiero los mejores de cada uno de sus partidos para que venga a laburar conmigo. Porque creer que sólo los que tenemos la justa somos los radicales, es cometer el mismo pecado que el socialismo: creer que los únicos que pueden hacer las cosas es la casta socialista”, finalizó Boasso.