lo más importante

senado

El proyecto de Alivio Fiscal obtuvo dictamen unánime en comisión

La iniciativa beneficiará a 4,5 millones de monotributistas y 140.000 trabajadores autónomos, una vez que logre la sanción definitiva del Senado, que se prevé para la última semana de junio.
El proyecto de Alivio Fiscal obtuvo dictamen unánime en comisión

 

La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación firmó hoy el dictamen del proyecto de ley de alivio fiscal que beneficiará a alrededor de 4,5 millones de monotributistas y 140.000 autónomos.

El despacho obtuvo el apoyo de todos los bloques que integran la Cámara alta y podrá ser convertido en ley la semana que viene.

En los detalles, el proyecto adelanta al 1° de julio la actualización de los montos máximos de facturación del monotributo, un cambio que debía realizarse recién en enero de 2023. Con ese deadline, Diputados lo metió en la sesión de este miércoles, que se prevé que termine pasada la medianoche por la gran cantidad de temas a tratar (cambios en el régimen de chapas de taxi, creación de nuevos parques nacionales, incentivos a la cultura y capacitaciones a empleados públicos sobre la cuestión Malvinas).

Así, en el monotributo las cuatro categorías más bajas de facturación (A, B, C y D) se actualizarán por un índice promedio del 60%, mayor al del resto de las categorías (de E a K), que se regirán por el índice del 29,12% correspondiente al acumulado del ajuste jubilatorio en el primer semestre. Además, quedarán eximidas del componente impositivo las categorías A ($ 288 por mes) y B ($ 555). Este beneficio alcanzará a casi la mitad del total de monotributistas (unas 2,1 millones de personas), que son los que no tienen otros ingresos ya sea por jubilaciones, trabajo en relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles. No se afectarán fondos de obras sociales ni seguridad social.

Según el texto aprobado, los montos máximos para cada categoría serán: $748.382,07, para la A;  $1.112.459,83, para la B; $1.557.443,75, para la C; $1.934.273,04, para la D; $2.277.684,56, para la E;  $2.847.105,70, para la F; $3.416.526,83, para la G; $4.229.985,60, para la H;  $4.734.330,03, para la I; $5.425.770,00, para la J; y $6.019.594,89, para la K.

Respecto a los autónomos que están alcanzados por el impuesto a las Ganancias, el proyecto propone “incrementar las deducciones a fin de que el mínimo no imponible quede más equitativo o cercano al que aplican los empleados en relación de dependencia”. De esta manera, la deducción especial para los autónomos representaría dos veces la ganancia no imponible, pasando de $ 505.129,66 a $ 757.694,52. Así, la “brecha” de la deducción especial entre el empleado y el autónomo se achicaría de $ 707.181,58 a $ 454.616,72, mientras que para los nuevos profesionales se eleva de 1,5 a 2,5 veces la ganancia no imponible. El objetivo era acercar al nuevo piso de Ganancias de los empleados en blanco, tal como presionó también Massa hace pocas semanas a Economía.

banner canal de telegram diario conclusion