Conclusión Buenos Aires

El plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales de Diputados dictaminó a favor de la ley de Bases, aceptándose las modificaciones realizadas por el Senado.

El dictamen de la ley de Bases obtuvo 66 firmas de los legisladores de los bloques de La Libertad Avanza, el Pro, la Unión Cívica Radical, Innovación Federal, la Coalición Cívica –en disidencia parcial- y Hacemos Coalición Federal, sin la firma de la socialista Mónica Fein. La diputada sanjuanina Nancy Picón Martinez se ausentó al plenario. Unión por la Patria y el Frente de Izquierda, no firmaron.

Tras seis meses de debate, el proyecto impulsado por el Ejecutivo Nacional fue dictaminado, se espera que este jueves 27 se realice la sesión. El pasado 30 de abril obtuvo media sanción y el 12 de junio se aprobó en el Senado, pero volvió con modificaciones a la cámara de origen.

El jefe del bloque de La Libertad Avanza, Gabriel Bornoroni, inició el plenario al señalar que su participación sería muy breve porque “el debate ya se realizó” y no era la intención “volver a insistir en debates» que ya se habían realizado. “La posición de nuestro bloque va a ser aceptar las modificaciones enviadas por el Senado”, expresó.

Seguidamente, el presidente de Unión por la Patria, Germán Martínez, se diferenció: “Mi criterio es que los debates nunca se agotan y más en debates de estas características. Van apareciendo más elementos para tratar de entender la dimensión del debate en el cual estamos inmersos hace seis meses”.

«Han recurrido a todo lo imaginable y mucho más allá para poder tratar de aprobar esta ley”. “Esta ley es hija de enormes arbitrariedades”, denunció y habló de “falta de transparencia y opacidad en varios tramos”. Luego, aseveró que la ley Bases “es hija de presiones de todo tipo” y “manoseos e irregularidades en las conversaciones entre una cámara y la otra”. “Es hija de oscuros arreglos en el Senado de la Nación”, apuntó y dijo que también “de la represión que se dio” el pasado 12 de junio en la Plaza de los Dos Congresos.

La Secretaria General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales y Diputada Nacional Vanesa Siley abundó: No se puede analizar el saqueo a la Patria que significa la Ley Bases, sin entender qué nos pasó, porque este estatuto legal del nuevo coloniaje, también requiere de represión y violencia. Ayer como hoy.

“Una ley ómnibus es un conjunto de leyes que no cumple con los principios de autonomía normativa, unicidad y uniformidad. Con estos vicios de origen, el marco de seguridad jurídica que pretenden dar a los grandes sectores económicos no existe”.

«El tratamiento de Ley Bases y Paquete Fiscal con las modificaciones propuestas por el Senado, implica la legalización de la dependencia, el sustento jurídico de la entrega de la Argentina», aseguró Siley.

Desde Hacemos Coalición Federal, Nicolás Massot aseguró: “Nuestro bloque va a acompañar la ley Bases en la versión tal cual vino de la Cámara de Senadores”. El diputado destacó “el valor, la honra y el respeto que se le deben a los acuerdos parlamentarios”. “Reivindiquemos los acuerdos porque es muy importante para lo que pasó, lo que está pasando y lo que va a venir”, agregó y explicó en ese sentido que “en algunas cuestiones que podríamos estar de acuerdo en insistir” con la versión original que salió de Diputados, pero decidieron no hacerlo en virtud de respetar los acuerdos.

Asimismo, explicó que en la ley Bases hubo “dos cuestiones que fueron excluidas por el oficialismo en boca del miembro informante antes de la votación”, como el capítulo previsional y la exclusión de tres empresas a privatizar. “Nosotros consideramos que estas cuestiones tienen un carácter diferente que no ameritan la insistencia”, expresó. Por el contrario, sobre el paquete fiscal, se manifestó a favor de los capítulos sobre Ganancias y Bienes Personales, que “formaron parte del expediente que fue aprobado en general, independientemente de que después no obtuvieron la mayoría para ser aprobados en particular” en el Senado.

Silviana Giudici del PRO afirmó que «este Congreso se abocó a darle la mejor sanción posible al Gobierno», reiterando el apoyo de su bloque a la ley pero subrayando su desacuerdo con la falta de avance en las privatizaciones de empresas estatales como Aerolíneas Argentinas.

La radical Karina Banfi destacó que «lo que esperan los argentinos es que les brindemos soluciones. Están esperando que la ley salga: hasta nosotros estamos hartos de esto», y afirmó que seguirán “colaborando con la propuesta de este Gobierno”. Con relación al dictamen, señaló que “acompañar esta revisión no quita romper con una tradición que tiene nuestro partido de reformistas”,

También subrayó que dentro de su bloque existen tensiones y un sector reticente a acompañar el dictamen del Gobierno.

Por la Coalición Cívica, Juan Manuel López admitió que el debate de la ley de Bases “fue un debate lo suficientemente largo para un gobierno en minoría” que en un principio “nos propuso una ley inabordable”. “En esta oportunidad estamos solamente ante una circunstancia constitucional”, aclaró y opinó que “la opción que propuso el Senado en algunos puntos es más razonable, en otros no tanto”, como por ejemplo que “se podrían haber privatizado más empresas”, consideró.

Por su lado, Silvia Lospennato, pieza clave para el oficialismo en el tratamiento de la ley, criticó la extensión del tratamiento del proyecto y apuntó contra el kirchnerismo: “Ha sido una carrera de obstáculos donde un sector de la oposición, que debe saberse en minoría, ha intentado por todos los métodos posibles el avance de esta ley”. Asimismo, le envió un mensaje a la sociedad: “A los ciudadanos, no se sorprendan si, en una última maniobra, intentan la judicialización de la ley”.