Enviado especial a Buenos Aires – El dirigente del cooperativismo Juan Carlos Lucio Godoy asistió al Congreso de la Nación, en el marco de la discusión del Presupuesto 2019, para expresar el malestar de su sector desde que el Ejecutivo nacional incorporó al Proyecto de Presupuesto una modificación del Impuesto a las Ganancias con la intención de suprimir la exención sobre los excedentes de las cooperativas de seguros y de crédito.

Godoy señaló en diálogo con Conclusión que están “preocupados porque se esta gravando nuestra actividad, sobre todo porque el impuesto triplica al actual, lo que significa una exación porque puede llevar a las cooperativas y mutuales a la quiebra”.

Además, dijo que desde el sector no encuentran “el fundamento a este tipo de gravamen porque esta por encima de cualquier otra actividad de tipo jurídico o societario en el seguro, esto produce malestar hacia el futuro”, advirtió.

> Te puede interesar: Pinedo: “El Presupuesto lo decide el Parlamento, no el FMI, pero no podemos hacer locuras”

Desde que comenzó el debate en Diputados de la ley de Presupuesto, las empresas de la economía social venían manifestando su preocupación porque “quedaba abierta la posibilidad para futuros gravámenes a todas las empresas sin fines de lucro”.

Respecto de una solución a las demandas de las empresas de la economía social, el dirigente cooperativista propuso: “Quizá no podemos modificar el presupuesto, pero si generar por fuera una legislación que modifique hacia adelante la alícuota que se esta planteando

En la misma línea, consultado sobre la relevancia social del sector de las cooperativas que prestan seguros y créditos, Godoy señaló que “el sector en el mundo representa el 30 por ciento del mercado. En Argentina las diez primeras empresas de seguro, 5 o 6 son cooperativas o mutuales, somos las mas grandes del sector y como en este rubro hay una gran disputa con empresas extranjeras”.

> Te puede interesar: Mayans: “El Presupuesto 2019 certifica el fracaso del programa económico del Gobierno”

Godoy aseveró sobre su actividad que “no se sabe que nuestros rendimientos positivos los volcamos al crecimiento patrimonial porque nadie se lleva un peso a su casa”, marcando la diferencia con las empresas multinacionales que remiten sus ganancias a las casas matrices en el exterior.

El dirigente cooperativo manifestó su desconcierto al señalar que no entienden “la causa de establecer este impuesto que lo llevaron del 2 por ciento al 6”, precisó, al tiempo que agregó “somos los patos de la boda y sin explicarnos porque”.