Entre diciembre y abril, los precios de los medicamentos aumentaron un 157%, muy por encima de la inflación de ese período, que rondó el 80%. La disparada en los costos resintió las ventas: según el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), la compra de remedios de venta libre se desplomó un 35% en el primer cuatrimestre del año, mientras que la de los recetados cayó un 20%.

En diálogo con el diario El Popular, el secretario general del gremio, Marcelo Peretta, cuestionó la política del Gobierno con relación a los medicamentos, por entender que se “favorece la remarcación descontrolada de los laboratorios en detrimento de la población”.

“En esto, el Gobierno está favoreciendo a los laboratorios al autorizar esas subas, mientras que a las prepagas les pone límites”, sostuvo.

>>También te puede interesar: Contraindicaciones y efectos adversos: ¿qué hay detrás de los medicamentos que podrían venderse sin receta?

El dirigente gremial señaló que hay un doble beneficio para la industria farmacéutica: por un lado, se autorizan las subas de precios y, por otro, se avala la venta libre de medicamentos que hasta ahora solo podían ser comercializados bajo receta médica.

“Mientras autoriza estas cosas se pone en guerra contra las prepagas, que tienen un 40% de sus prestaciones concentradas en el rubro medicamentos. Tenemos entre un 18% y 20% de recetas caídas, que es lo que ocurre cuando el paciente viene a la farmacia y se entera de que no puede pagar el remedio. Esto significa lisa y llanamente que el enfermo deja de tratar su dolencia, algo que en el corto y mediano plazo puede originar una crisis sanitaria”, advirtió Peretta.

>>También te puede interesar: Los precios de las medicamentos más utilizados aumentaron 157% en la gestión Milei

También señaló que el gasto en remedios, que antes de diciembre representaba el 20% del ingreso de los trabajadores activos y el 40% de las remuneraciones de los jubilados, ahora pasó a ser 28% y 50%, respectivamente.

“En el caso de los jubilados, si bien es cierto que Pami solventa el precio de varios remedios, hay muchos que no los cubre y eso posibilita la lamentable y reiterada escena que debemos presenciar en las farmacias cuando una persona se retira sin haber podido comprar su medicamento”, enfatizó.