Si bien el plan de campaña de Javier Milei incluía quitar impuestos, no negociar con la llamada «casta» y achicar el Estado, en los hechos, la cosa no fue tal como se prometió. No sólo no se bajaron impuestos, sino que se restituyó Ganancias para que lo paguen los trabajadores y, este viernes, se anunció un nuevo ministerio, hecho a medida para un nombre que no es nuevo en la República Argentina y que bien podría ser catalogado como «la casta más pura». Se trata de Federico Sturzenegger, un viejo conocido de presidentes y gestiones pasadas, quien ahora ostenta el cargo de minisro de Desregulación y Transformación del Estado.

En una entrevista concedida en un medio porteño, el flamante ministro negó que haya tensiones con su par de Economía, Luis Caputo aseguró que tiene une «excelente» relación con Caputo, tanto laboral como personal.  «El Presidente ha delimitado excelente las competencias y en lo personal estoy feliz y tenemos mucho para trabajar en conjunto», aseguró.

En cuanto a su nuevo trabajo, Sturzenegger remarcó que Javier Milei “tiene ideas muy fuertes y transformadoras», y llevará adelante sus objetivos a través de “dos herramientas: el DNU 70/23 y la Ley Bases, que representan sólo el 20%” de las reformas estructurales la administración planea implementar.

«Sturze» como lo suelen llamar en su círculo más íntimo, adelantó que en 48 horas presentará la reforma aerocomercial y luego enviará al Congreso la «Ley Hojarasca». «El presidente Javier Milei puso en marcha un proceso de transformación inédito, con una verdadera vocación y profundidad en el cambio”, aseguró, al tiempo que agregó: «tiene ideas muy fuertes y transformadoras». «Y el sistema político es como resortes, va buscando la tensión y la sociedad va absorbiendo esos cambios”, resumió al hablar de los escollos que encontraron algunas propuestas.

Sobre la reforma aerocomercial, adelantó que “liberará innumerables restricciones que hoy por hoy limitan las operaciones vinculadas al transporte aéreo”.

En cuanto a la llamada «Ley Hojarasca», el ministro desregulador precisó que la iniciativa incluirá una serie de reforma que quedaron fuera de la Ley Bases.

En declaraciones a Radio Mitre, analizó la iniciativa «Hojarasca», que incluirá una serie de reformas que quedaron pendientes de la ley Bases. “Había un capítulo de Educación que incluía, por ejemplo, un examen al finalizar el secundario; y otro de modernización de la Justicia. También tenía el arancelamiento universitario para extranjeros no residentes”, completó sobre el proyecto que enviará al Congreso en los próximos días

Por otra parte, anticipó que el miércoles se anunciará la reforma aerocomercial que liberará las restricciones en la materia y dio detalles de la Ley de Hojarasca en la que trabaja.  “Se hizo un trabajo de revisión de todas las leyes donde te encontrás cada cosa…En la época de los militares, para ellos sacar leyes era muy fácil. Era una persona detrás del escritorio y listo”, señaló.

En la misma línea, el ministro contó: “Se acumularon una serie de leyes que no son muy operativas. Para ellos era muy importante el manejo de las palomas mensajeras, todavía hay una ley que regula el control de las palomas en la Argentina. Es casi como una limpieza”.

“Hay una agenda de algunos pequeños paquetitos más chicos que fueron discutidos y habrá cosas más puntuales. Nos escucharán llevando al Congreso una reforma de la ley de factura de crédito electrónica”, completó.

Por último, explicó sus intenciones de implementar un “examen de ingreso para poder trabajar en el Estado”, al detallar que en la actualidad «hay un proceso de selección, digamos que son “concursos”… pero o quiero que sea un examen objetivo, donde lo superas y estás habilitado para entrar a la administración pública; debe ser anónimo y objetivo, para que no pueda ser manipulado ni de un lado ni del otro”.