La industria de Alimentos y Bebidas registró una caída del 0,8% entre enero y mayo últimos respecto del mismo período del 2016, informó hoy la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL).

El sector “continuó exhibiendo indicadores negativos en línea con lo registrado en los últimos meses de 2016. El período enero – mayo de 2017, mostró una caída acumulada del 0,8%, en comparación con el acumulado del año previo”, sostuvo COPAL.

Por otra parte, señaló que si se omite el complejo aceitero, que es el de “mayor peso dentro del indicador, la variación del resto de la IAB ha sido positiva en 0,6%”.

“Si bien la variación acumulada es negativa, la misma exhibe una evolución favorable desde su valor mínimo en febrero 2017, cuando cayó 6%”, añadió el reporte.

En particular, mayo de 2017 arrojó una mejora en términos interanuales con un crecimiento del 3,9% respecto del mismo mes de 2016, “tendencia que se viene consolidando desde marzo en toda la industria y también si se omite el sector de aceites”.

Los sectores de mayor dinamismo en los primeros cinco meses del año fueron Café (26,7%), Pesca (24,2%), Carne Porcina y  Chacinados (8,1%), Carne Aviar (5,4%), Harina de Trigo (4,1%), Carne Bovina (3,6%) y Yerba Mate (2,8%).

Aquellos con mayor retracción fueron Bebidas Espirituosas (-15,5%), Arroz (-12,2%), Vinos (-9,9%), Té (-7,5%), Bebidas sin alcohol (-4,7%), Aceites Vegetales (-4,0%), Chocolates (-3,3%), Lácteos (-2%) y Panificados (-1,1%).

Respecto del comercio exterior, en los primeros cinco meses de 2017 las exportaciones de alimentos y bebidas acumularon un aumento del 1,2% respecto del mismo período de 2016, alcanzando los 10.116 millones de dólares.

Por su parte, el volumen registró 19.065.000 toneladas, mostrando un descenso del 5,7% respecto del mismo período del año anterior.

En tanto, los precios promedio por tonelada crecieron 7,4% en los primeros cinco meses de 2017 y sin considerar los sectores de “aceites” y “pellets y alimento para animales”, el valor de las ventas al exterior para los primeros cinco meses de 2017 creció 4%, mientras que el volumen cayó 5,6%.

Por otra parte, los precios promedio por tonelada registraron un aumento del 10,2%, mientras que los sectores más importantes  tuvieron resultados dispares para los primeros cinco meses de 2017.

Mientras que el sector “pellets” creció 4,1%, las “grasas y aceites” cayeron 8,6%.

Las importaciones del sector alcanzaron los 737 millones de dólares siempre en los primeros cinco meses del año, registrando un aumento del 26,8% respecto del mismo período del año anterior.

En volumen, alcanzaron las 584 mil toneladas, un aumento del 41,8%.

De esta forma, la balanza comercial para la Industria de Alimentos y Bebidas fue superavitaria en 9.379 millones de dólares en el período de referencia, y se mantuvo prácticamente estable respecto al mismo tiempo del 2016 (-0,3%).

En relación a las economías regionales, COPAL observó durante el período enero-mayo de 2017, un aumento en el valor de las exportaciones del 2,7% en relación al mismo período del año anterior, al totalizar 2.875 millones de dólares.

Los productos de las economías regionales que mayor variación acumulada absoluta negativa tuvieron en estos primeroscinco meses del 2017 fueron: leche en polvo (USD 51,3 millones);

jugos (USD 37,6 millones); vinos (USD 19,4 millones); porotos (USD 17,7 millones); uvas (USD 10,8 millones); uvas (USD 10,3 millones); otras bebidas alcohólicas (USD 8,5 millones);

peras (USD 8,3 millones) y aceitunas (USD 6,5 millones).