La misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la revisión de la marcha de la economía que habilita el desembolso del 10.870 millones de dólares como parte del programa financiero acordado entre ese organismo y el Gobierno argentino.

Ahora será el turno del Directorio del FMI, que la semana que viene formalice la aprobación de este informe y haga efectivo el tercer desembolso de fondos.

> Te puede interesar: Dujovne se reúne con la jefa del FMI con más de una necesidad

La decisión, que se preveía, se conoció a través de un comunicado, en el que el organismo de crédito internacional igualmente advirtió que para alcanzar el “déficit primario 0” que incluye el acuerdo, el Estado deberá hacer “mayores restricciones” en el gasto.

Esto se debe a que habrá posiblemente una menor recaudación a la esperada, por la profundización de la recesión a raíz de la extensión de las políticas restrictivas del BCRA, anunciadas días atrás para contener las presiones cambiarias sobre el dólar y una inflación que no baja del 3% mensual pese al parate generalizado de industria, producción y consumo.

El FMI, a su vez, apoyó en el comunicado estas medidas, al destacar que “la inflación mensual sigue siendo alta y romper la inercia inflacionaria será un proceso largo que requerirá persistencia y coherencia en el enfoque cauteloso del Banco Central (BCRA) para la fijación de objetivos de base monetaria”.

> Te puede interesar: La recaudación impositiva en las provincias creció muy por debajo de la inflación

Roberto Cardarelli, jefe del la misión del FMI para Argentina.

“El personal técnico, por lo tanto, da la bienvenida a la decisión de las autoridades de extender el crecimiento monetario de base cero hasta noviembre y de disminuir el ritmo al que aumentarán los límites de la zona de no intervención”, señaló el informe firmado por el titular del caso argentino, Roberto Cardarelli.

Para el FMI “esta restricción del marco monetario contribuirá a reducir la inflación y a volver a anclar las expectativas de inflación”.

El anuncio se da luego de que el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, viajara a Washington la pasada semana para solicitar una flexibilización de las bandas cambiarias y del pedido del FMI para que el Banco Central no vendiera dólares en demasía para contener el tipo de cambio del dólar.

> Te puede interesar: Si el campo no liquida rápido la cosecha, ¿se viene otra crisis financiera?

Así, el Gobierno recibirá, previo a las elecciones más de 21.000 millones de dólares del FMI, en tanto y en cuanto la administración logre cerrar un superávit fiscal primario de 40.000 millones de pesos en los primeros seis meses de este año.

Se habla en términos “primarios”, sobre todo en el caso del objetivo de “déficit cero”, porque no se tienen en cuenta para ese calculo los intereses de deuda, que consolidan el deficic total de las cuentas públicas.