El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional aprobó hoy la tercera revisión del acuerdo stand-by firmado con la Argentina y liberó el desembolso de US$ 10.800 millones.

Así lo anunció oficialmente el organismo internacional durante la tarde de este viernes.

Los responsables de la misión del FMI para la Argentina, Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, le ratificaron al gobierno de Mauricio Macri que el dinero no debe ser utilizado para frenar una posible corrida en medio de la crisis cambiaria.

Esta es la primera erogación de 2019, que según los pronósticos llevarán algo de calma a una plaza ávida de billetes estadounidenses.

Elogio y preocupación

La política impulsada por el Gobierno fue elogiada por el FMI al evaluar que está “dando fruto”, aunque remarcó que “la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”.

En el comunicado en el que anunció la aprobación de la tercera revisión del acuerdo, el Fondo aseguró que “hay indicios de que la recesión ha tocado fondo y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres”.

Sin embargo, el organismo advirtió que “la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”.