El Banco Mundial aprobó un crédito de U$D 500 millones para la Argentina destinado a la segunda etapa del Programa Política de Desarrollo de Crecimiento Inclusivo, informó este jueves el Ministerio de Hacienda.

La operación se realizará bajo la modalidad de un Préstamo Programático de Apoyo a Políticas de Desarrollo que consiste en un instrumento de rápido desembolso para brindar respaldo presupuestario a reformas prioritarias de los países.

“Su principal objetivo es mejorar el nivel de vida a partir del apoyo para el crecimiento del sector privado, el refuerzo de las redes de seguridad social y la mejora de la equidad fiscal”, informó el ministerio.

El programa prevé medidas que abordan las distorsiones para el crecimiento liderado por el sector privado a partir de la radicación de empresas nacionales y extranjeras.

Con el financiamiento se promoverá la competencia, el comercio, el surgimiento de nuevas empresas, el acceso al financiamiento y el desarrollo del sector de energías renovables, según se detalló en un comunicado.

También se buscará fortalecer el sistema de protección social y de salud respaldando medidas para proteger el valor real de la Asignación Universal por Hijo (AUH).