Por Aldo Battisacco – Enviado especial – El economista Andrés Asiaín, señaló en medio de un contexto fuertemente inflacionario, de cierre de Pymes, de cerca de 200 mil pedidos en 2018, una acelarada caída de la industria, y de una liberalización de los controles sobre actividades especulativas y del comercio, que el Gobierno “no diseñó un plan económico para los argentinos sino que esto está diseñado por los grandes organismos internacionales” y que dentro de los beneficiarios está el diseño “de un gran plan descansar en favor de los bancos internacionales”.

En diálogo con Conclusión, el especialista indicó que la realidad es “muy compleja” y explicó cuales son las situaciones que se pueden verificar a partir de distintas variables que condicionan la vida económica de los ciudadanos.

Asiaín apuntó que luego de tres años de la “aplicación del programa neoliberal de Mauricio Macri, y a meses de un experimento ultramonetarista pocas veces visto en la historia de que haya cero emisión monetaria -tal cual pactó Argentina con el FMI- estamos en el peor de los escenarios posibles”.

En la misma línea, enumeró que “se cae la actividad económica, el desplome de la industria y la construcción en un 15 por ciento, la degradación del empleo, se crean empleos de mala calidad y el salario, las jubilaciones y las asignaciones pierden contra la inflación”, al tiempo que afirmó que la “inversión también se desploma porque ha caído cerca de un 30 por ciento la importación de bienes de capital”.

El titular del Ceso, abundó en detalles de quiénes y de qué manera se beneficiaron con estas medidas, y también aclaró que esta política económica “no la hace ningún grupo dominante local, si el Fondo Monetario Internacional, que representa algunos grupos financieros como el City Bank y el HSBC, con presencia en el mercado, pero son bancos con estrategias multinacionales e intereses geopolíticos de las potencias”.

Para dar una evidencia sobre la magnitud del despojo, Asiaín manifestó que el sector financiero se “está quedando con el 37 por ciento del Presupuesto nacional”.  Y advirtió que “hay un gran plan descansar a favor de todos los banqueros locales e internacionales” y esto hace que se caiga todo. Y remató que muchos que hoy fugan dólares, tienen miedo de quedarse y después encontrarse con nada”.