La Argentina registra el cobro de comisión más alto por la compraventa de dólares de la región, con un 4,92%, seguida por Uruguay y México con 4,39% y 4,25%, respectivamente, mientras que Brasil tiene la tasa más baja, según un relevamiento realizado en los últimos días de enero último por la Universidad Argentina de la Empresa (Uade).

Por debajo de esos porcentajes se encuentran Chile con el 3,03% y Colombia con el 3,21%.

Los países que menores comisiones cobran por la compra y la venta de la divisa norteamericana son Bolivia con el 1,46%, Perú con el 0,30% y Brasil, con apenas 0,02%.

> Te puede interesar: Frigerio eligió: prefiere que no se active la economía para que el dólar esté contenido

El concepto, que también se conoce como “spread cambiario”, es la diferencia de cotización de una moneda entre su precio de venta y de compra. Ese margen es la ganancia directa de las entidades operadoras, es decir los bancos y casas de cambio.

En el informe, elaborado por el Departamento de Economía y Finanzas de la Uade, se explica que “en los mercados financieros cuando existe mayor volatilidad en la cotización de la moneda (mayor incertidumbre), las entidades tienden a protegerse aumentando la diferencia entre la punta vendedora y compradora, para asegurarse ganancias con las operaciones de compra-venta”.

> Te puede interesar: La cara oculta de los Créditos UVA o la crónica de un sueño transformado en pesadilla

También se precisa que otro de los factores que influyen en el “spread” son “las exigencias de la autoridad monetaria respecto del nivel de la posición de cambios de las entidades bancarias (cuántos dólares pueden/deben mantener).

El informe aclaró que en la Argentina el margen de comisión bancaria por la compra-venta de dólares (según tipo de cambio del Banco Nación) no siempre estuvo en los valores actuales.

> Te puede interesar: Cavallo criticó al Banco Central y alertó por una crisis monetaria pre elecciones

Antes de la “primera gran devaluación del 2018, del mes de mayo, el ‘spread cambiario’ estaba en el orden del 2,46%, pero los operadores ajustaron sus tasas y se ubicó en el orden del 3,5%, y después se volvió a ajustar fuertemente, lo que la llevó a alcanzar un 5,14% en octubre pasado, tras la segunda gran devaluación del año”, recuerda el informe de la Uade.

En tanto el promedio de los cierres anuales del spread cambiario del período 2015-2017 se ubicó en 2,77%, es decir 2,12 puntos porcentuales menos que el 28 de diciembre de 2018.