El ex intendente santafesino José Corral y el actual vicepresidente del Concejo Municipal rosarino, Roy López Molina, dirigentes de Juntos por el Cambio, pidieron priorizar a los estudiantes de séptimo grado, de quinto año, y a quienes se inician en la alfabetización y sostuvieron que es «imprescindible un plan para volver a la escuela» a más de 6 meses de la suspensión de clases.

En ese sentido, destacaron «el esfuerzo que en la pandemia hacen los docentes, los chicos y chicas y los padres», pero remarcaron que «la presencialidad en la escuela es irremplazable”, y por eso solicitaron «planificar ya el regreso a las aulas cuando se estabilice la curva de contagios en la provincia«, tener listos los protocolos y definir el momento indicado.

«Quienes no tienen buena conectividad; los niños y niñas que no han tenido en estos meses contacto con la escuela por la carencia de sus familias; los estudiantes que están en quinto año o séptimo grado; y quienes se están alfabetizando y necesitan para participar de la sociedad el acompañamiento presencial de un profesional de la educación, requieren que se comience a trabajar en la escuela en cuanto se pueda desde el punto de vista epidemiológico”, detalló Corral, quien fuera dos veces intendente de Santa Fe y ex candidato a Gobernador.

>> También te puede interesar: El Consejo Federal educativo aprobó un sistema para el regreso a clases

Por su parte, Roy López Molina, concejal rosarino y ex candidato a intendente en las últimas elecciones municipales, amplió la idea y pidió «diseñar una estrategia y protocolos para que los niños, niñas y adolescentes vuelvan a las clases presenciales es esencial».

«Es vital el contacto personal con los docentes, mitigar el daño de la falta de socialización y acompañar a los padres, que están haciendo un enorme esfuerzo«, sostuvo López Molina, quien luego agregó que «es necesario planificar ahora para contrarrestar la pandemia y hasta para pensar en un mediano plazo y garantizar el ciclo lectivo 2021».

Los dirigentes de Juntos por el Cambio, si bien reconocieron y advirtieron que es un momento de aumento de casos en la provincia de Santa Fe, creen que ya se debe comenzar a trabajar para que «en las próximas semanas, cuando se estabilicen y comiencen a bajar los contagios, rápidamente se avance con estos grupos prioritarios y se establezca un cronograma que tome el inicio de clases del año próximo como un punto de inflexión».

Por su parte, José Corral contó que «en estos días hemos estado en contacto con autoridades educativas, con instituciones que tienen a cargo escuelas de gestión pública y privada, y con directivos de escuelas públicas; con padres y madres que se están organizando a través de asociaciones que apoyamos; con instituciones como Conin que, entre otras, advierte sobre la falta de detección de problemas de nutrición en los chicos; o situaciones de violencia, maltrato, además de atrasos en los cronogramas de vacunación».

«Junto a todas estas instituciones de la sociedad civil estamos planteando a la Nación y Provincia la necesidad de trabajar con este objetivo de establecer un plan con plazos y objetivos para el regreso a la escuela», concluyeron los dirigentes.