Conclusión Buenos Aires

La Comisión de Legislación del Trabajo, se reunió para debatir la reducción de la jornada laboral centrando el análisis en dos proyectos, que pertenecen a los diputados Sergio Palazzo y Julio Cobos, que en busca de un mayor consenso volvieron a asesores, por lo que se resolvió realizar una nueva reunión informativa.

La comisión se inició con el tratamiento del proyecto del diputado y dirigente sindical de La Bancaria, de UP Sergio Palazzo, que modifica el artículo 19 de la Ley de Contrato de Trabajo, respecto al pago del preaviso. Originalmente se establecía que el preaviso era parte computable del tiempo de servicio a la hora de la indemnización. Con una modificación impuesta en tiempos de la dictadura, podía sustituirse por el pago del preaviso.

Por lo tanto, pagando el preaviso puede darse que a un trabajador, al no computársele esos dos meses, pueda corresponderle un año más de pago. Palazzo propone que se le compute como tiempo de servicio aun en la sustitución del pago que se efectúa en la actualidad, y aclaró al respecto que no es algo que tenga un impacto en las empresas, ni sea oneroso.

Tetaz, había sugerido darle prioridad a ese proyecto porque ya contaba con consenso, desde La Libertad Avanza, la legisladora Alida Mónica Ferreyra adelantó un dictamen en minoría de rechazo, con dos fundamentos. Uno práctico que es el de la realidad, dijo, ya que “esto no es materia ni siquiera judiciable, por cuanto los empleadores, al no tener en vista el plazo de preaviso, optan por lo que ha dado la Ley de Contrato de Trabajo, que es la ‘indemnización sustitutiva’. Además, habilita la ubicación de una nueva fuente laboral en el mercado”. “Vemos que se cumple con la ley, la naturaleza del preaviso al tener la indemnización sustitutiva, pero además se logra terminar el vínculo de buen modo”, agregó.

El cordobés Gabriel Bornoroni,  dijo que “esto amerita un debate mucho más amplio, porque se está apuntando a que el trabajador tenga una indemnización mayor, para que se le compute un período más amplio de trabajo y la  indemnización sea mayor. Puede pasar que el empleador, en víspera de que se le va a computar un año más, lo despida antes. No creo que lo beneficie al trabajador. El intervencionismo nos ha llevado al lugar donde estamos”, sostuvo, e insistió en que “le estamos dando una chance al empleador para que en cambio de despedirlo en un mes, lo despida un mes antes, para que no llegue a la indemnización pretendida por el trabajador”.

Palazzo aclaró que su propuesta era optativa y que “además con respecto a la desvinculación del trabajador, no es una cuestión consensuada, sino facultad del empleador sustituir el preaviso. No le encuentro asidero a la preocupación que usted tiene, porque si lo echa un mes antes terminaría pagando lo mismo”, le dijo a Bornoroni.  También se refirió a otro de los proyectos de su autoría que “busca implementar indemnizaciones ante despidos en incumplimiento del plazo de preaviso”. “Buscamos plantear que se compute como tiempo de servicio el preaviso, aun en la sustitución del pago que se efectúa en la actualidad”, puntualizó. Además, dijo que“es necesario reducir la jornada ya que mejora la productividad, y aumenta el presentismo”, entre otros puntos.

El diputado del Pro Sergio Capozzi (Río Negro) expresó también sus reparos, pues dijo entender que “estamos creando una ficción, que es la de que el trabajador continúe en relación de dependencia cuando no lo está”, mientras que la diputada cordobesa Alejandra Torres sugirió pasar el proyecto a asesores, “para un mejor análisis”.

Palazzo estuvo de acuerdo, pero en el caso de que también lo hiciera el proyecto de Julio Cobos, que establece el derecho del trabajador a percibir las propinas a través de medios de pago electrónicos.

Habló entonces el diputado radical mendocino, que calificó su iniciativa como un proyecto “muy sencillo”, y se mostró dispuesto a que se discuta en asesores para recibir todas las sugerencias posibles, pero que si había consenso se lo pudiera sacar rápidamente.

Tras un breve debate, se acordó ese mismo procedimiento para ambas iniciativas para su estudio la próxima semana, para después en una nueva reunión volvieran a ser abordados, para dictaminar.

Debate:

La discusión se reinició sobre la reducción de la jornada laboral. Los proyectos que existen sobre el tema prevén la modificación de la Ley 11.544, la cual está vigente desde 1929.

En primer lugar, el diputado Eduardo Valdés (UxP) argumentó que su iniciativa tiene como fin “trabajar menos para que más gente tenga acceso al mercado laboral”; mientras que el diputado Nicolás del Caño (FIT) respaldó su proyecto que plantea «reducir las horas laborales para alivianar la carga del trabajo y repartir las horas de trabajo para generar un millón de puestos de trabajo genuino”.

En tanto, Hugo Yasky (UxP) propuso “prohibir la posibilidad de que por convenios colectivos se puedan establecer cálculos netos de la jornada que alteren la jornada legal máxima que establece la Ley de Contrato de Trabajo”.

En una seguda intervención el legislador, Sergio Palazzo celebró, como muchos de sus pares, que el titular de la comisión hubiera habilitado esa discusión que “seguramente va a servir para que de verdad estemos discutiendo sobre modernización laboral”.

Agregó que es de larga data la jornada de 8 horas y Argentina es uno de los que tiene la jornada laboral más larga del mundo. “Ha habido un crecimiento del impacto tecnológico que ha permitido que la producción haya mejorado con relación al pasado, pero ese aumento productivo no tuvo un correlato. El capitalismo ha tenido ganancias siderales con el impacto tecnológico, y sería muy razonable discutirlo”.

Vanesa Siley (UxP) habló de la importancia de “la modernización y el futuro laboral”, señalando que, en materia de salubridad y salud mental, “la reducción del tiempo laboral es fundamental”, y también contó que Unión por la Patria había unificado los proyectos de sus miembros con la idea de tener un solo, en ese ámbito se había discutido “largamente” el año pasado en esa comisión. “Vinieron a exponer muchísimas personas, incluso el actual secretario de Trabajo, Julio Cordero, que se hizo viral cuando preguntó en esta comisión ‘para qué quieren más tiempo libre».

El titular de la Comisión, Martín Tetaz (UCR), informó que “llevamos más de 100 años sin corregir la jornada laboral”. “Nosotros proponemos un periodo de exploración de jornadas alternativas a modo de evaluar si se sostiene la productividad”, puntualizó, al explicar los fundamentos de su propuesta: “La clave central es, además, poder generar la herramienta para que el convenio tenga flexibilidad en la reestructuración de la jornada laboral”.

Por su parte, el diputado Mario Manrique (UxP) se manifestó en contra de sus preopinantes y respaldó el proyecto de su bloque: «Esto no le afecta al empleador ni promueve juicios».