Entrevista: Facundo Díaz D’Alessandro

Tras años de una profusa labor periodística, sobre todo en el plano investigativo y en particular en lo relativo al narcotráfico y las mafias en la provincia de Santa Fe, Carlos Del Frade ingresó a la Legislatura como diputado provincial en 2015, luego haberlo intentado también en 2011.

Casi cuatro años después, Del Frade afirma que tiene “el privilegio” de ser “el que mas ha trabajado”, por los “900 proyectos presentados (87 de ellos proyectos de ley)” y ya que “nunca” faltó.

En las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) del próximo 28 de abril, el actual legislador del Frente Social y Popular, ahora en alianza con Ciudad Futura, buscará revalidar su precandidatura para renovar su banca debido a que, según dijo en diálogo con Conclusión, quiere “seguir trabajando para que esos proyectos puedan ser ley y le cambien la vida a los santafesinos y santafesinas”.

“Queremos seguir trabajando en proyectos que deben ser ley, por ejemplo, una reforma impositiva para que alguna vez en esta provincia paguen los que tienen más, y no, como pasa hoy, que el peso de la mochila de la tarifa de luz es cada vez más denso para los santafesinos, a raíz de una enorme cobardía política del gobierno de Miguel Lifschitz, algo imperdonable para un gobierno que se dice progresista y más cuando hace más de tres mandatos que está el frente de una provincia como Santa Fe”, se explayó el dirigente del Frente Social y Popular (FSP).

Del Frade también mencionó la necesidad de aprobar una ley de jornada laboral de 6 horas en lugar de 8, algo que sucede en otras partes del mundo y está previsto en la Constitución provincial, en el artículo 20, según precisó.

“Hay 576 grandes empresas en Santa Fe que trabajan tres turnos de 8 horas, trabajo estable y en blanco. Son 178 mil puestos de trabajo y se se pueden generar 43 mil más si hacemos cuatro turnos de seis horas”, argumentó el actual diputado.

Y añadió: “Los países del primero mundo empezaron a serlo cuando salieron del desastre de la segunda guerra mundial democratizando las horas de trabajo en blanco con inclusión, es fundamental hacerlo y Santa Fe tiene esa posibilidad. Sobre todo para dar empleo en blanco a pibas y pibes menores de 30 años que son los que mas sufren la desocupación y terminan explotados en sistemas como Glovo, Rappi o PedidosYa, o peor, explotados en un búnker como soldaditos que hoy tienen plata y la semana que viene la policía los entrega para que los mate la propia policía, o terceriza la matanza a través de bandas que deja actuar, como paso en Villa Banana semanas atrás.”

El legislador también abogó por la aprobación de la ley de agroquímicos, entre otras cosas: “Basta de veneno, de hacer trizas la salud de la gente y el ambiente. También queremos impulsar la creación de un Ministerio de Deportes para que sea un hecho social, de transformación, que toda la gente pueda hacer deporte y no solo los que lo puedan pagar; recuperar los ferrocarriles, el Banco de Santa Fe.”

“Son todos proyectos ya presentados que quiero que se conviertan en ley, por eso quiero seguir, que los partidos mayoritarios vuelvan a sentir como urgencia las banderas que alguna vez enamoraron a nuestro pueblo”, expuso.

En ese sentido, Del Frade aseguró que “la confluencia” con Ciudad Futura, (“dos partidos de izquierda juntos ya es bastante”) buscó ser eventualmente más amplia pero no se logró, aunque consideró que “los diálogos siguen abiertos” que “alguna vez van a coagular en una síntesis política de una nueva generación, distinta, que encabece proyectos en Rosario, Santa Fe y el país.

“Queremos gobernar Rosario con Monteverde, una propuesta muy interesante, y con una lista de concejales encabezada por una máquina política como Caren Tepp, una chica que no tiene techo. Venimos con la idea de la transformación en serio de Rosario y Santa Fe. Por tiempos, por egos y otras cuestiones no se puede ampliar, pero ya lo vamos a hacer”, sintetizó.

Respecto a la situación del narcotráfico y la criminalidad durante la actual gestión, tanto a nivel provincial como nacional, Del Frade es categórico.

“Se ha generado un regerenciamiento de bandas narco en Rosario, Santa Fe (ciudad), Rafaela, Reconquista, San Lorenzo. Se han incrementado el año pasado los homicidios. Cuanto más fuerzas federales, móviles, cámaras y armas hubo en Rosario y Santa Fe, hubo mas homicidios. Solo le sirven a los que venden esos artefactos. A la gente no le sirve, la tranquilidad viene por otro lado”, sostuvo el diputado.

Y siguió con una crítica dura a la gestión nacional: “El gobierno de Macri es el que más permitió el desarrollo narco en la historia política contemporánea en Argentina. La cocaína aumento un 97% su circulación en estos años, la metanfetamina (droga sintética) 200%; es un gobierno mafioso y narco, que ademas ha generado absoluta impunidad en lugares por donde mas entra y sale el narcotráfico, puertos y aeropuertos. Santa Fe no escapa, nunca se ha trabajado con los titiriteros que lavan dinero en los bancos del centro de Rosario, siempre contra el chiquitaje.”

Por último, Del Frade también hizo mención a una realidad que se multiplica por estos días en territorio santafesino (y también en el resto del país) que tiene que ver con la escalada de conflictos gremiales, despidos y suspensiones derivadas de la crisis económica profunda.

“Se ven cuestiones patéticas. Estuve en Las Toscas, a 9 horas de colectivo, donde te encontrás con el conflicto gremial más grande de Santa Fe pero del cual nadie habla: 200 trabajadores despedidos del ingenio Las Toscas. Ni sindicato hay, los dirigentes se fueron. Se reúnen para saber si pueden cobrar algo de una quincena. Esa gente está desesperada. Fuimos con un proyecto para que al menos el gobierno provincial no les cobre luz y agua”, puntualizó el legislador.

Y concluyó: “Después tenes un gobierno nacional que apuesta a ser simplemente gerente de negocios de bancos internacionales, y hace que la producción y el empleo se caigan permanentemente. El problema más serio es el efecto disciplinador, el miedo que genera perder lo poco y malo que se gana, hace que cada vez vendas tu fuerza de trabajo más barata, en vez de trabajar para vivir, vivís para trabajar, perdés tu libertad y te transformás en esclavo del tercer milenio.”