Tras la muerte de su madre, Ofelia Wilhelm, la senadora nacional y ex presidenta Cristina Kirchner arribó esta mañana a Panamá, escala previa a su llegada a Cuba para visitar a su hija, Florencia Kirchner, que se encuentra realizando un tratamiento médico desde febrero pasado en la isla caribeña.

La líder de Unidad Ciudadana llegó al Aeropuerto Internacional de Tocumen y en las próximas horas se trasladará hasta la termina aeroportuaria de La Habana “José Martí”. Pese al fallecimiento de su madre, de 89 años, la referente opositora decidió realizar el viaje a la isla caribeña para encontrarse con su hija: tras despedirse de Wilhelm en el Hospital Italiano de La Plata, Cristina Kirchner se trasladó directamente al Aeropuerto Internacional de Ezeiza “Ministro Pistarini”.

Te puede interesar: Murió a los 89 años la madre de Cristina Fernández de Kirchner

La joven cineasta se encuentra realizando un tratamiento médico ambulatorio en La Habana por un cuadro de trastorno de estrés postraumático, síndrome purpúrico, amenorrea, linfedema y polineuropatía desmielinizante.

Para poder viajar a Cuba, la senadora nacional tuvo que solicitar autorización a varios tribunales a pesar de no tener una prohibición para salir del país. En ese sentido, la ex presidenta recibió las autorizaciones del Tribunal Oral Federal 5, que sigue la causa “Los Sauces”; del TOF 2, que tiene fecha de juicio por fraude en la obra pública para el 21 de mayo; y del TOF 8, que lleva adelante el expediente “Hotesur”.

Además, informó sobre su viaje a Cuba al juez federal Claudio Bonadio, que la investiga en el caso de los “cuadernos” por las coimas en la obra pública durante su gestión.

La líder de Unidad Ciudadana regresará al país cuando la campaña electoral esté más avanzada y justo para cuando el Partido Justicialista empiece a tomar decisiones electorales de cara al vencimiento de los plazos legales para la presentación de alianzas.