El gobierno de la provincia de Jujuy anunció hoy el pase a planta permanente, optativo, de empleados públicos contratados con más de cinco años de antigüedad, a través de un decreto firmado por el gobernador Gerardo Morales y que beneficiaría a unos 5.800 trabajadores.

Así lo indicó el ministro de Hacienda de Jujuy, Carlos Sadir, quien sostuvo que el pase a planta permanente era una cuestión “reclamada en paritarias” y que alcanza a empleados contratados en el ámbito del Poder Ejecutivo provincial.

“Los contratados que tengan cinco o más años de antigüedad hasta el 31 de diciembre del 2018, van a tener la posibilidad de optar por pasar a planta según los escalafones en los que estén incluidos, pasando a ser designados en las categorías inferiores de cada uno”, explicó Sadir en el marco de una rueda de prensa.

El funcionario detalló que los empleados en condiciones de acceder al beneficio “son alrededor de 5.800”, pero que “probablemente algunos no lo quieran tomar porque les va a significar pasar a ser planta permanente en categoría uno”.

Carácter optativo

“Siempre en la provincia se establece con carácter optativo porque, por ejemplo, puede haber un contratado hoy en categoría 10, 15 ó 24, y va a tener que pasar a la 1, y eso significa una merma en el sueldo básico”, explicó Sadir, aunque sostuvo que la diferencia no es significativa ya que ronda entre los 300 y 400 pesos.

Destacó, asimismo, que se trata de “una medida importante para quienes son contratados y por varias razones: por la garantía de ser empleado del Estado hasta que se jubile, y porque ocurre que hoy, por ejemplo, hay mucha gente contratada a punto ya de jubilarse que no puede acceder a beneficios, como el de pasar a la máxima categoría”.

Finalmente, se refirió a los trabajadores que alcanza la medida y aclaró que no están integrados los municipales, ya que cada municipio tiene autonomía al respecto; médicos alcanzados por regímenes especiales; policía; ni docentes que no cumplen tareas administrativas.