Una multitud de jóvenes y dirigentes del Frente de Todos (FdT), entre ellos el presidente Alberto Fernández, homenajeó en la tarde de este miércoles al ex presidente Néstor Kirchner al cumplirse 11 años de su fallecimiento, en un acto que tuvo lugar en el Club Deportivo Morón, donde el estadio estuvo colmado de banderas y carteles, en medio de un ambiente festivo entre la militancia.

Música, redoblantes, tambores y el estruendo de la pirotecnia acompañó la llegada al estadio de cientos de jóvenes, convocados bajo el lema “primero se crece, luego se paga”.

El acto fue encabezado por Alberto Fernández -quien fue jefe de Gabinete del gobierno de Kirchner- y antes de partir hacia Morón compartió en sus redes sociales una foto junto al busto de Kirchner en la Casa Rosada con la leyenda “Vamos a homenajear a Néstor”.

Rodeado por gobernadores, ministros, candidatos y la primera plana del Frente de Todos, el jefe de Estado recordó al ex mandatario y expresó: “Néstor, definitivamente, vive en cada uno de nosotros. Tuve un enorme privilegio que fue el de ser quien lo acompañara como jefe de Gabinete, y me acuerdo de cada instante”.

En el discurso, el presidente sostuvo que la situación actual del país “se parece” a la que había en el momento en que Kirchner asumió la presidencia, en 2003. Además, aseguró que si el Gobierno aún “no cerró un acuerdo” con el FMI por el pago de la deuda, es porque no se van a “arrodillar” ante el organismo

Al respecto, el FdT eligió recordar a Kirchner con una de sus frases emblemáticas, relacionada a la deuda externa que saldó con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en 2005.

Los ministros Jorge Taiana (Defensa) y Aníbal Fernández (Seguridad); los candidatos Daniel Arroyo y Victoria Donda; la legisladora Victoria Montenegro y la titular de la Comisión Cascos Blancos, Sabina Frederic, fueron de los primeros en llegar al estadio.

“Los afectos te invaden, Néstor era un tipo excepcional que hizo todo lo que tenía que hacer y estaba las 24 horas, los 365 días en política”, recordó Aníbal Fernández al hablar con los medios acreditados en el lugar.

Arroyo, en tanto, opinó que Kirchner “cambió la vida de los argentinos, transformó una situación social muy crítica y logró, como él decía, el 50-50 entre capital y trabajo; bajó la desocupación y la pobreza y eso lo continuó luego Cristina”.

“Primero se crece y después se paga; a 11 años de su partida seguimos dando las mismas discusiones lamentablemente, pero con la misma fuerza y ejemplo que Néstor nos dejó”, expresó por su parte Montenegro.

Convocado para las 17, el encuentro en honor al ex presidente dejó ver en las tribunas carteles de las distintas agrupaciones enroladas en el FdT, al igual que una enorme imagen de Kirchner con su pulgar en alto, de frente a una bandera argentina, y otras más pequeñas con las figuras de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Juan Perón y Evita.

Agrupaciones políticas como La Cámpora, Nuevo Encuentro, Kolina y Movimiento Evita, entre otras, fueron parte del encuentro, del que participaron funcionarios nacionales, provinciales y municipales, al igual que autoridades del Congreso Nacional y miembros de los bloques parlamentarios del FdT.

>>Te puede interesar: Cristina recordó a Néstor Kirchner con un video en sus redes sociales 

El acto se perfiló como una señal de unidad del oficialismo ante la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el pago de la deuda, a partir de que los dirigentes del FdT recordaron el acuerdo impulsado por la gestión de Kirchner con ese organismo internacional.

Se estima que al acto asistieron unas 30 mil personas, entre militantes, dirigentes y funcionarios del peronismo.

Mientras militantes y dirigentes llegaban al lugar, las banderas ocupaban un espacio central en el campo del estadio, donde se leían las referencias a la CTA, Nuevo Encuentro; Movimiento Evita, Descamisados, PJ, 27 de Octubre, Partido piquetero, Unidos y Organizados, Barrios de Pie, Corriente Peronista y Lxs Irrompibles, entre otros.

El estadio “Nuevo Francisco Urbano” del Club Deportivo Morón está ubicado en la intersección de la Avenida Hipólito Yrigoyen y Bernardo de Irigoyen de esa ciudad bonaerense y fue inaugurado en 2013 por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En otros puntos del país se realizaron otros homenajes, en plazas y otros espacios públicos, bajo la consigna “Imitemos el Ejemplo”, en referencia al pago al FMI saldado por la administración de Kirchner en 2006.

El recuerdo de Alberto Fernández

En su discurso, Fernández resaltó la figura de Néstor Kirchner, al definirlo como una “guía” y la “luz que todos seguimos”, a la vez que ponderó el “significado” de su figura en la “historia argentina”.

Además, sostuvo que la situación actual del país “se parece” a la que había en el momento en que Kirchner asumió la presidencia, en 2003, al afirmar que “en aquel entonces la pobreza se había profundizado con las políticas neoliberales que el Gobierno de la Alianza había llevado adelante”.

Del mismo modo, planteó Fernández, la administración del Frente de Todos encontró en 2019 una economía afectada por la “política neoliberal” que el ex presidente Mauricio Macri “llevó adelante” durante su mandato.

Por otro lado, el mandatario indicó que en Argentina “todos sabemos quién juega para la gente y el pueblo y quién para otros intereses”, y calificó de “insólita” la deuda contraída por el Gobierno de Mauricio Macri con el FMI.

Y reiteró que el país no cerrará un acuerdo con el FMI que “postergue más a los argentinos que hoy han quedado postergados”.

En esta línea, el presidente afirmó que si todavía el Gobierno “no cerró un acuerdo” con el FMI por el pago de la deuda, es porque no se van a “arrodillar” ante el organismo.

“Vamos a negociar hasta que nuestro pueblo no vea en riesgo su futuro por pagar una deuda”, dijo Fernández, quien manifestó sus deseos de que “los diarios le digan al Fondo que se haga responsable del daño que hizo dándole a Argentina una deuda que no se podía pagar”.

En sintonía, criticó a los medios que le exigen a su administración un “rumbo que nos sigue endeudando y postergado la Argentina, que condiciona su crecimiento y desarrollo”.

“Nada hay más importante que sacar del pozo de la pobreza a los argentinos”, dijo el presidente, y agregó: “No pensamos en un país para pocos sino para todos; no tenemos esa idea que dice que en Argentina sobran 20 millones de habitantes”.