«Hay gente hipócrita que quiere más policia y más seguridad pero a la hora de pagarla les importa muy poco la policía. Quieren la policía sueca pero están dispuestos a pagar la policia congoleña». Esta frase, que podría ser calificada como «provocadora», fue publicada por el ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Marcelo Saín en su cuenta de Twitter. Y acompañada además con un video en el que refiere cual era la situación de los policías que prestaban servicios adicionales, servicios por los que se le pagaba la exigua suma de $126 la hora. 

Luego de que se conociera el decreto Nº49/20, firmado el pasado 22 de enero, en el cual el ministro de Seguridad y el gobernador Omar Perotti aumentaron el precio de las horas adicionales, decreto que comenzó a regir este sábado, varias voces se alzaron contra la medida y los nuevos valores, a los que calificaron de «inaccesibles».

El ministro Saín no lo dejó pasar, y respondió a las quejas y críticas con el tuit, en el que además, subraya que los policías están superexplotados y «nadie se preocupa por eso».

«El servicio de policía adicional es un servicio donde los policías, fuera del horario de trabajo ordinario, pueden prestar una suerte de servicio de policía privada, que está regulado estatalmente. Ese servicio se pagaba $126 por hora», detalló Saín.

«Eso significa «que estaban superexplotados», continuó. «Porque ustedes, cuando contratan a alguien para pasear el perro o a una persona para que trabaje en la casa no le pagan 126 pesos la hora, le pagan mucho más. O cuando pagan un gimnasio para ir a muscular pagamos mucho más que eso. Sin embargo, nadie se preocupa por la explotación de la Policía”.

Además, el funcionario señaló que aquellos que se quejan son los que «bancan la explotación laboral de la policía». «Aumentamos el precio de la hora de la policía adicional y un monton de clientes del sevicio adicional de policía que les encantaba porque tenían un servicio de seguridad gratarola porque si tenían que ir a una empresa de seguridad privada tenían que pagar 400 pesos la hora, se quejan y te dicen «no, no puede ser, se nos cae todo». «Están bancando la explotación de la policía, están bancando la explotación laboral de la policía. Entonces, tenemos que hacerle tomar conciencia a la sociedad que no se puede gestionar de esta manera y hay que ordenar de alguna manera este tipo de cuestiones».