Avanza la investigación contra los dos rugbiers de la selección francesa denunciados por abusar sexualmente de una joven en un hotel de esta provincia después del partido disputado el sábado pasado contra Los Pumas. “Hay elementos fuertes en las pericias forenses; que incluyen heridas, como rasguños genitales”, afirmaron desde la Justicia mendocina, a la espera de los informes finales y cotejos que confirmarían si hubo acceso carnal.

Los acusados son Oscar Jegou y Hugo Auradou, de 20 y 21 años respectivamente, quienes aún se encuentran detenidos en una dependencia de la Policía Federal Argentina (PFA) en el barrio porteño de Palermo, a la espera de ser trasladados a Mendoza.

Te puede interesar: Tragedia en Mendoza: una joven de 24 años murió mientras esquiaba en Las Leñas

En este sentido, en los tribunales provinciales se busca avanzar en la investigación mientras se aguarda la llegada de los sospechosos, quienes serán trasladados a Mendoza entre mañana y pasado mañana por una comisión nacional y local de las fuerzas de seguridad.

Una vez que pisen suelo mendocino, deberán someterse a las disposiciones judiciales y trámites correspondientes, por lo que en caso de confirmarse los principales indicios del ataque a la denunciante, serán imputados formalmente.

“Ya tenemos peritajes, pero todavía no están confirmados los informes. Es cuestión de días, pero existen elementos contundentes, en relación con la declaración de la víctima y el trabajo del Cuerpo Médico Forense (CMF), acerca de lesiones que presenta la joven. Ahora, resta cotejar con los acusados: si da positivo, se avanza con la imputación”, agregaron.

Desde la Justicia local, atentos a las tareas que realicen los especialistas en las próximas jornadas, agregaron: “De confirmarse los informes, que reportan elementos de peso, se estaría ante un caso abuso sexual con acceso carnal agravado por la cantidad de personas que lo cometieron”

En diálogo con la prensa, la fiscal Daniela Chaler, jefa de Delitos contra la Integridad Sexual, consideró que se trata de un caso de “impacto internacional”, al tiempo que reconoció que existen elementos “contundentes” en la denuncia de la víctima, en una declaración extensa que realizó ante los investigadores judiciales.

Asimismo, la funcionaria judicial explicó que se actuó rápido para detener a los rugbiers, ya que podrían haberse fugado en el viaje previsto en las próximas horas a Montevideo, para el partido que Francia jugará contra Uruguay mañana. Hasta ahora, desde el gobierno de Francia no ha habido comunicación con las autoridades mendocinas, pues la intervención se canaliza con la Embajada y el Consulado.

Tras un pedido judicial de captura a nivel nacional, Jegou y Auradou fueron detenidos ayer en el hotel Emperador de la avenida del Libertador, en Buenos Aires, donde se hospeda la selección francesa, en un operativo conjunto entre la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones Interpol de la PFA y la División Delitos Contra la Integridad Sexual de la Policía de Mendoza. No ofrecieron resistencia luego de que el preparador físico oficiara de traductor, aunque no hicieron declaraciones acerca de la grave acusación que pesa en su contra.

Ambos deportistas de élite fueron denunciados por una joven que aseguró haber sido violada durante la madrugada del domingo pasado en el hotel Diplomatic, de Mendoza, luego de conocerse en un local bailable, donde asistieron varios jugadores de Les Bleus para festejar la victoria contra los Pumas, encuentro disputado la tarde del sábado pasado en el estadio Malvinas Argentinas.

Auradou, de 21 años, es segunda línea y juega en Section Paloise, mientras que Jegou, de 20 años, es tercera línea del Stade Rochelais. Desde ambos clubes indicaron que no harán comentarios hasta que avance la pesquisa judicial contra los jugadores.

Vale mencionar que en la provincia cuyana la causa se encuentra en la etapa inicial de producción de pruebas, a cargo de la fiscal Cecilia Bignert, quien subroga a su par Darío Nora, quien recibió la denuncia.