Todos los años miles de chicos de 4º grado de la escuela primaria llegan al Monumento para realizar su Promesa de Lealtad a la Insignia Patria. Este acto se realiza desde 1993 con el objetivo de multiplicar las voces para que miles de chicos puedan identificarse en un mismo color, en un mismo lugar, en una misma bandera, que los representa y los une en todo el país.

La emotiva ceremonia se realizó en el patio Cívico del Monumento a la Bandera, con la participación de alrededor de 15 mil alumnos de 4º grado de escuelas primarias y estudiantes de entre 9 y 10 años de escuelas especiales de toda la provincia, en la cual expresaron su compromiso con la democracia, la participación y la convivencia desde la reafirmación de los valores de libertad, solidaridad e igualdad.

Como hace algunos años Soledad Pastorutti participó de la ceremonia, pero esta vez lo hizo junto a su hija Antonia.

En diálogo con la prensa consideró que la palabra “patria”, que se utiliza en estos actos, es muy amplia y “está siendo apropiada de diversos puntos”. “Argentina es una patria muy grande que ha sabido tener las puertas abiertas para aquel que ha venido de afuera, a los innmigrantes”.