Inhabitable. Más de cien familias quedaron bajo el agua luego del temporal y cortaron avenida Circunvalación  para reclamar y Nuestra Señora del Rosario para pedir que vengan a destapar los desagües, culpables del estancamiento del agua que no permite que drene hacia el Río Paraná.

Las familias reclaman que a raíz de los desechos arrojados por una empresa el agua no corre. Según los vecinos desechos provienen de la empresa Coto (ex Mattievich).

Se trata de un desagüe denominado brazo seco del Saladillo. Allí la empresa, de acuerdo a lo relatado por vecinos, arroja los restos de los animales que matan, por lo que el agua se acumula en el frente de sus casas.

En esa intersección luego de cada temporal las familias que allí habitan terminan con las casas inundadas y conviviendo con “ratas, alacranes, víboras y agua contaminada”.

En diálogo con Conclusión los vecinos contaron que la situación es “desesperante”. “No sabemos qué hacer” -remarcó -,”no se puede vivir así”, dijo.

“Ellos vienen a sacar el agua y la mugre no, vuelve a llore y se vuelve a inundar todo”, manifestó una mujer.

Gonzalo Ratner, subdirector de Defensa Civil de Rosario detalló que se trata de una “obstrucción de un conducto que pasa debajo de un terraplén y genera inconvenientes en las familias que viven arriba”. El funcionario comentó que se trabaja con bombas para extraer el agua.