El gobernador Miguel Lifschitz junto a la Ministra de Salud, Andrea Uboldi, inauguraron esta mañana las obras de la Maternidad del Hospital Provincial de Rosario. En este marco, el jefe de la Casa Gris aseguró respecto al conflicto docente que “no hay chances de mejorar la oferta”.

“Nos preocupan los paros porque creemos que no se está entendiendo la realidad argentina, la realidad de Santa Fe. No se entiende la necesidad que tiene el Estado con menos recursos que intenta atender los subsidios al transporte, los subsidios a la energía, tratar de palear la crisis que estamos atravesando”, manifestó Lifschitz.

Y agregó: “El año pasado los reajustes salariales del sector público en la provincia de Santa Fe llegaron al 50%, igual que la inflación. Pero este año tenemos que acomodarnos a una realidad que no es responsabilidad de la provincia sino de Nación. Ha caído la recaudación en Santa Fe, la del mes de enero fue con 35 puntos de incremento respecto a enero del año anterior, cuando la inflación fue del 50% lo que está marcando la caída de la recaudación, algo que puede profundizarse”.

Respecto al conflicto docente fue contundente:

No tenemos chances de mejorar la oferta, tenemos que ser responsables. Voy a plantear la mejor propuesta, la mejor alternativa, pero que sea seria y factible para la provincia a lo largo de todo el año.

Arrancan las obras de una nueva maternidad

La Ministra Uboldi contó como empezó el proyecto de la Maternidad: “A veces los inconvenientes potencian nuestra posibilidad de crecimiento y fue a partir de un problema en el techo que nos embarcamos en mejorar y adecuar lo edilicio a una práctica nueva que nos desafía”.

Al respecto, el Gobernador agregó: “Estos viejos hospitales tienen problemas, pero también tienen su valor por su historia en la salud pública. Es el hospital más antiguo de Rosario pero necesita inversiones. Hicimos una maternidad completamente nueva, súper moderna, de alta complejidad”.

Para este año hemos priorizado mantener la obra pública porque es muy importante, tenemos más de 1.000 obras en todo el territorio. Hemos decidido también mantener la inversión en salud y educación porque son factores esenciales para garantizar derechos a la población, y por supuesto sostener la asistencia social con la niñez y los sectores más necesitados.