El museo Julio Marc festejó sus 85 años este martes 9 de julio con la inauguración de dos exposiciones temporarias, shows de bandas y djs en vivo en la explanada. Hubo actividades para chicos, estampa de remeras, propuestas gastronómicas y una torta gigante.

De esta manera, la institución fundada en 1939 por Julio Marc, y dependiente del Ministerio de Cultura provincial, continúa mostrando la historia de los territorios de Sudamérica, Argentina y de la provincia de Santa Fe.

>>Te puede interesar: Día de la Independencia: ¿qué pasó el 9 de julio de 1816?

Este martes se inauguraron dos exposiciones temporarias. La primera es «Un museo y un club. Normas de convivencia», compuesta por diez obras producidas por once artistas integrantes del colectivo El Club. Esta propuesta, curada por Analía Solomonoff, forma parte del Programa de Arte Contemporáneo que lleva adelante el Museo.

Al mismo tiempo, se presentó «La cultura, el arte y el Estado. Colecciones provinciales», una selección de tres obras del patrimonio del Ministerio de Cultura santafesino que, gracias a políticas estatales de larga data, son custodiadas por museos y escuelas artísticas de la provincia, destacándose por ser de extraordinario valor y que trascienden el ámbito nacional.

Antes de estas inauguraciones, los asistentes disfrutaron de presentaciones musicales de la mano de Mateo Fuertes Trío, Bubis Vayins y Cuerpo Control.

 

El director del espacio, Pablo Montini, en diálogo con Conclusión, comentó: “Cumplir 85 años no es poca cosa para una institución cultural como un museo, que tiene marcas de identidad de la población, que cuenta la historia de América Latina, Argentina y Santa Fe y nos parece importante celebrarlo”.

“El museo nació a partir de la crisis del 30, y un grupo de intelectuales pensó en salir adelante a partir de la cultura. Celebramos el museo y la cultura. Invitamos a venir y pensar cuánto sirve contar con un posicionamiento crítico del pasado para tener un mejor futuro”, cerró el director.

 

Más actividades

En cuanto a las actividades para las infancias, los niños participaron de «El club del marco», una propuesta para crear imágenes a partir del juego con texturas, transparencias, colores y opacidades. Otra propuesta fue «Museo de emociones. Narración, lectura y producción filosófica», un taller para leer, imaginar y pensar juntos, que en este caso estará dedicado a la celebración y el festejo, con la realización de bonetes.

Además, se llevó adelante «Las formas del barro», una exploración a partir de la colección arqueológica del museo. La actividad está orientada a las infancias y público en general, sin inscripción previa, pero con cupo limitado por orden de llegada.

Las personas que se acercaron también pudieron degustar chocolate caliente y pastelitos, además de una torta de cumpleaños gigante para soplar las velitas.

Todos los días habrá actividades y talleres para los niños durante las vacaciones de invierno.