El proveedor de películas y series por internet Netflix ganó 373,4 millones de dólares en los primeros nueve meses del año, más del doble que en el mismo periodo de 2016, cuando sus ganancias alcanzaron 119,9 millones, en parte gracias a la suma de nuevos suscriptores.

La facturación de la firma radicada en Los Gatos (California) se situó en este periodo en 8.406 millones de dólares, 32% más que los 6.353 millones conseguidos al cierre del pasado septiembre, consignó la agencia EFE.

En una carta a sus accionistas, Netflix dijo estar teniendo un “agradable crecimiento en todo el mundo”, a partir del cual su previsión es alcanzar los 11.000 millones de dólares de ingresos netos a fines de año.

Dentro de sus actividades, Netflix destacó un incremento de 33% en los ingresos procedentes del “streaming” a nivel global entre julio y septiembre, que se tradujeron en 2.875 millones para las arcas de la compañía.

Asimismo, la firma alcanzó un “récord” de 5,3 millones de nuevos suscriptores a nivel global en el tercer trimestre, que atribuyó al “fuerte apetito” por sus series y películas originales, y la adopción del entretenimiento en internet en todo el mundo.

En este sentido, Netflix aseguró que a pesar de tener acuerdos para varios años con terceras compañías, su futuro reside en la producción de contenido “original y exclusivo”.

La tecnológica dijo estar transformando su plataforma en un servicio que acoge no solo contenido de “segunda edición”, sino lanzamientos propios como “Stranger Things”, “Orange is the new black”, “House of cards” y “Narcos”, algunas de sus cabeceras más populares.

En agosto pasado, Netflix anunció un acuerdo con Shonda Rhimes, la productora de series de éxito como “Anatomía de Grey” o “Scandal”, e hizo la primera adquisición de su historia empresarial al comprar la editorial de cómic Millarworld.

Antes del anuncio de sus resultados, al cierre de la sesión en Wall Street, las acciones de Netflix lograron un récord de 202 dólares y su valor se disparó hasta 2% en las operaciones electrónicas posteriores.