El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó hoy que planea pedir la extradición del ex jefe de la contrainteligencia militar venezolana Hugo Carvajal, quien fue detenido ayer en Madrid bajo acusación de delitos vinculados con el tráfico de drogas.
Carvajal es requerido por la fiscalía federal del distrito sur de Nueva York bajo el cargo de formar parte de una red de narcotráfico dedicada la envío de cocaína a Estados Unidos, entre ellos un cargamento de 5,6 toneladas en 2006.

El ex jefe de inteligencia militar fue un hombre de la máxima confianza del fallecido ex presidente venezolano Hugo Chávez, pero en enero pasado emitió una proclama en la que llamó a los militares a rebelarse contra Nicolás Maduro y reconoció como jefe de Estado al antichavista Juan Guaidó.

Si llegase a ser extraditado a Estados Unidos, Carvajal se expondrá a una sentencia de entre diez años de prisión y cadena perpetua, informó la agencia EFE.

Carvajal, apodado el “Pollo”, fue responsable de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) de 2004 a 2011 y posteriormente fue diputado oficialista.

La agencia Europa Press informó que contra Carvajal pesan cargos por narcotráfico en Estados Unidos, que en 2008 le impuso sanciones por ayudar al tráfico de drogas por parte de las FARC, la desactivada guerrilla colombiana.

En 2014 evitó la extradición a Estados Unidos, que lo buscaba en relación con el “Cártel de los Soles”, desde la isla de Aruba, porque el gobierno holandés consideró que el general retirado contaba con inmunidad diplomática.
Estados Unidos lidera una ofensiva diplomática para derrocar a Maduro y fue el primero entre medio centenar de países en reconocer como presidente de Venezuela a Guaidó, quien se juramentó a la cabeza del Poder Ejecutivo en enero pasado por encargo de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), dominada por los antichavistas.