El expresidente brasileño Michel Temer fue detenido en el marco del caso Lava Jato, este jueves en Río de Janeiro.

También fue solicitada la detención del exministro de Energía y Minas y aliado de Temer, Wellington Moreira Franco. La policía federal había intentado rastrear a Temer desde ayer, sin éxito.

En el pasado la Fiscalía llegó a solicitar juicios contra Temer por corrupción, pero este fue salvado por sus alianzas en el Congreso. Temer ha sido investigado por lavado de dinero y sobornos.

Temer llegó a la presidencia de Brasil tras el golpe contra Dilma Rousseff, de quien fuera vicepresidente. La mandataria fue destituida mediante un juicio político.

El expresidente conservador de Brasil Michel Temer (2016-2018) fue detenido este jueves por orden de un juez de la operación anticorrupción Lava Jato, informó el Ministerio Público Federal (MPF).

“Confirmamos la detención [de Temer], en Sao Paulo”, dijo la asesoría de prensa del MPF de Rio de Janeiro, donde se emitió la orden de arresto.

La asesoría se abstuvo de dar mayores detalles, alegando secreto de sumario hasta el fin del operativo que según la prensa también tiene por blanco al exministro de Minas y Energía Moreira Franco.

Temer, citado en varias investigaciones, fue detenido por orden del juez Marcelo Bretas, a cargo en Rio de la Operación Lava Jato, el escándalo que destapó una red de sobornos pagados por grandes constructoras a políticos de casi todos los partidos para obtener contratos en Petrobras.

Temer, de 78 años, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), era vicepresidente de Dilma Rousseff, a quien sustituyó en mayo de 2016 cuando la mandataria de izquierda fue separada de su cargo en el marco de una investigación por presunta manipulación de las cuentas públicas.