Un miliciano del grupo islamista Hamas fue muerto hoy a tiros por soldados israelíes cuando intentó hacer cumplir un acuerdo con Israel impidiendo que dos jóvenes palestinos se acercaran a la valla fronteriza de la Franja de Gaza, informaron autoridades.

El Ejército de Israel dijo inicialmente que soldados apostados del lado israelí abrieron fuego contra “individuos armados” que se aproximaron a la valla, pero luego reconoció que esta evaluación fue “errónea”, informó el diario israelí Haaretz.

En un comunicado posterior, el Ejército dijo que una “investigación inicial” mostró que el miembro de Hamas baleado “se acercó a la zona de la valla fronteriza del enclave siguiendo a dos palestinos que se estaban acercando de modo sospechoso”.

Fuentes de seguridad palestinas habían señalado previamente que los soldados israelíes dispararon contra un puesto de observación de las Brigadas Ezzedin Al Qassam, el brazo militar de Hamas, hiriendo a una persona.

El Ministerio de Salud de la Franja precisó que el hombre, de 28 años, murió después en el hospital por las heridas sufridas.

Una fuente de Hamas señaló que Al Adham recibió el disparo cuando perseguía a dos jóvenes palestinos que se acercaron a la valla para evitar que cruzaran el territorio israelí, a fin de mantener los entendimientos alcanzados entre Israel y Hamas a fines de junio.

Las Brigadas Al Qassam amenazaron con represalias por la muerte del miliciano, tras denunciar en redes sociales que “la ocupación israelí es plenamente responsable de cometer este crimen contra nuestros hombres”.

A fines del mes pasado, Hamas -que gobierna en Gaza desde 2007-, dijo que había acordado con Israel una vuelta a un entendimiento anterior sobre una tregua en Gaza.

Un destacado representante de la organización palestina dijo que Egipto había ayudado a mediar en el acuerdo, mientras que la oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no hizo comentarios.

Israel lanzó tres grandes ofensivas contra Hamas en Gaza desde que el grupo se hizo con el control de la región y echó a Cisjordania al gobierno autónomo palestino del presidente Mahmud Abbas.