La Comisión de Aranceles Aduaneros del Consejo de Estado continuará imponiendo aranceles antidumping a las preformas de fibra óptica importadas de Japón y Estados Unidos, anunció este miércoles el Ministerio de Comercio chino.

A partir del jueves, los aranceles se impondrán durante cinco años, informó el Ministerio en una resolución final basada en un informe publicado recientemente, relativo a una investigación antidumping. En 2023 se inició esta investigación sobre el asunto.

Las importaciones procedentes de Japón estarán sujetas a tasas que oscilarán entre el 14,4 y el 31,2 por ciento, mientras que las tasas para las de Estados Unidos fluctuarán entre el 17,4 y el 41,7 por ciento.

En agosto de 2015, China comenzó a imponer aranceles antidumping a las preformas de fibra importadas desde estos dos países por un período de dos años, y posteriormente, en 2018, decidió continuar con dichas medidas por cinco años más.

«Si se ponen fin a las medidas antidumping, la posibilidad de dumping de las preformas de fibra óptica originarias de Japón y Estados Unidos puede continuar o repetirse, causando un daño potencial a la industria de preformas de fibra óptica de China», señaló el Ministerio.

Estas preformas se utilizan principalmente en la fabricación de fibras ópticas, que son materiales para la transmisión de señales en varios tipos de cables ópticos.