Microsoft ofreció este domingo el primer vistazo de una poderosa consola de juegos que espera lanzar a finales del próximo año, como sucesora de su Xbox.

El jefe de Xbox, Phil Spencer, presentó “Project Scarlett” (“Proyecto Escarlata”), como un Xbox de nueva generación que dará a los creadores de juegos “el poder que necesitan para hacer realidad sus visiones creativas”, durante un evento con periodistas previo a la apertura de la Electronic Entertainment Expo (E3), la cita de la industria de los videojuegos.

La nueva Xbox deberá estar lista para la temporada de Navidad de 2020, pero no se ofrecieron planes de precios en el evento.

Xbox lucha en el terreno de las consolas con Sony, que trabaja en un nuevo PlayStation, mientras ambos enfrentan cambios en el sector con el auge de viodeojuegos alojados en servicios de streaming desde la nube.

La apertura de E3 coincide con la búsqueda de Google de capitalizar esa tendencia con su nuevo servicio Stadia, que permite a los usuarios acceder a juegos en la nube desde cualquier dispositivo conectado.

El año pasado, la industria de videojuegos generó 135.000 millones de dólares en todo el mundo, y 43.400 millones en Estados Unidos.