La población argentina con exceso de peso subió de 49% a 61,6% entre el 2005 y el 2018, según la Encuesta Nacional sobre Factores de Riesgo (ENFR) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec).

“Seis de cada 10 adultos presentaron exceso de peso (sobrepeso + obesidad). Se evidenció un aumento sostenido desde la primera edición de la encuesta en 2005 y un aumento significativo respecto de la ENFR 2013”, explicó el estudio, y advirtió que se registró obesidad en un cuarto de la población.

Según el reporte, la prevalencia de la actividad física baja “aumentó significativamente” y alcanza a 6 de cada 10 individuos, mientras que mostró que el uso de sal y el consumo diario de frutas y verduras no reflejó cambios respecto a la edición anterior.

“La prevalencia de consumo de tabaco continúa con su tendencia descendente desde 2005, y se evidencia 25% de reducción desde entonces”, precisó la encuesta, y aseguró que el tabaquismo alcanza al 22,2% de la población. Por primera vez se relevó la prevalencia de consumo de cigarrillo electrónico: el 1,1% de la población manifestó consumirlo.

El diseño muestral de la ENFR fue probabilístico y multietápico, y permitió obtener información representativa a nivel nacional y provincial de la población de 18 años y más, residentes en localidades urbanas de 5.000 habitantes, donde respondieron casi 30.000 personas (29.224) al cuestionario.

La prevalencia reportada de presión arterial elevada entre quienes se controlaron alguna vez se mantuvo estable, al igual que la prevalencia de colesterol elevado por autorreporte (34,6% y 28,9%, respectivamente), informó el estudio.

El indicador de glucemia elevada o diabetes autorreportado “evidenció un aumento significativo” respecto de la ENFR 2013, y alcanza al 12,7% de la población, se precisó.

En temas como seguridad vial, se evidenció un aumento en la toma de conciencia sobre los elementos de seguridad, pero todavía quedan remanentes sobre el consumo de alcohol al volante y el uso del casco en las bicicletas.

“El 15,2% de las personas declaró haber conducido un auto, moto o bicicleta habiendo bebido alcohol en los últimos 30 días, lo cual representó un aumento significativo respecto de la 3° edición”, aclaró la encuesta.

Se evidenció un “incremento estadísticamente significativo” entre quienes reportaron usar siempre cinturón de seguridad (entre quienes viajaron en auto) respecto de la edición 2013, mientras que desde 2005 este indicador aumentó 54%.

Con respecto al uso de casco entre quienes viajaron en moto, se registró un aumento con relación a la edición anterior de la ENFR.

Entre quienes viajaron en bicicleta, el uso de casco se mantuvo estable: 1 de cada 10 personas declaró utilizarlo siempre.

Es la cuarta edición de la encuesta (antes 2005, 2009 y 2013) y se desarrolló entre septiembre y diciembre de 2018, en el marco de un plan de acción conjunto entre el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y las direcciones provinciales de Estadística (DPE).