Por Alejandro Maidana

Después de trascender y virilizarse a través de las redes sociales, La Guardia Comunitaria Washek Wichi del Chaco, quedó en el foco de una campaña mediática tan sucia como cobarde. Distintos artículos provenientes de los medios hegemónicos del país buscaron sembrar pánico en una sociedad que lejos de analizar y escudriñar distintas realidades, prefiere digerir lo que llega masticado desde la boca de estas verdaderas maquinarias de desinformación.

La necesidad de organizarse territorio adentro impulsa a todas aquellas comunidades que propugnan el recupero de la autodeterminación y el fortalecimiento de lo identitario. El Estado, el avance impúdico del negocio privado y el narcotráfico siguen minando los días de aquellos que entienden que el único salvoconducto posible, radica en el recupero de las costumbres profanadas por un sistema que los aborrece.

>Te puede interesar: La comunidad “Washek” Wichi de Chaco creó su propia guardia comunitaria

Es por lo mencionado anteriormente que emerge la figura de La Guardia Comunitaria Washek Wichi del Chaco como solución a las distintas problemáticas. Cabe destacar que la Guardia tiene reconocimiento del Concejo Municipal de El Sauzalito bajo una ordenanza 952/18 que “reconoce y declara de interés” la “creación de la Guardia Comunitaria y Cuerpo de Bomberos del Pueblo Wichi de la localidad de El Sauzalito, Wichi El Pintado, Sauzal, El Vizcacheral, Tres Pozos, El Tartagal, Cevilar y Fortín Belgrano.

En los últimos días, una necesaria y esclarecedora conferencia de prensa celebrada en Resistencia, Chaco, brindaría la posibilidad de conocer en primera persona las verdaderas intenciones de la Guardia Comunitaria. Quién abriría la misma sería la hermana Wichí Octorina Zamora, quién daría lectura de un fuerte comunicado donde expresaron su descontento respecto de la falta de salud educación, vivienda, y tranquilidad para circular dentro de sus comunidades, además, hizo principal hincapié en las injusticias y discriminación que padecen. Asimismo, hicieron denuncias respecto a los desmontes y el avance del narcotráfico.

Quién se dispuso a reponder las resquisitorios de los periodistas allí presentes, fue el referente y vocero de La Guardia Comunitaria Washek Wichi de El Impenetrabl, Fabián Ariel. Consultado sobre la función de la Guardia, Ariel fue tajante: “Primero queremos decir que nosotros no somos ni guerrilleros ni paramilitares como algunos nos han calificado. Esto surge producto del abandono del Estado, nosotros como pueblo Wichí siempre hemos sido los protectores del medioambiente, por ende de los animales y de todo aquello que se encuentra dentro de nuestro territorio. Es por ello que decidimos constituirnos como Guardia Indígena y llevar adelante la defensa de nuestro patrimonio, desde el monte sale nuestra farmacia y nuestros alimentos”.

La campaña sucia de algunos medios de comunicación buscó demonizarlos. Han mentido descaradamente sobre nuestras intenciones, nosotros solo perseguimos el bienestar para las generaciones futuras. Nos encontramos en un lote que pertenece al cacique de El Sauzalito, en total son 100 mil hectáreas de las que contamos con títulos de propiedad comunitaria. Es por eso que debe quedar claro que todos estos debates y acciones las estamos llevando dentro de nuestro territorio y no por fuera del mismo”, relató el vocero de la Guardia Indígena.

“Cuando comenzamos a visibilizar nuestra organización, la prensa de Castelli dijo que hacíamos cánticos de guerra y entrenamientos con estrategias militares. Eso es mentira. Somos 160 integrantes en el Sauzalito y 180 en Misión Nueva Pompeya que se reúnen a debatir sobre temas de salud, desmontes y resguardo de instituciones dentro de las 100.000 hectáreas del pueblo wichí”, aclaró Fabián Ariel.

Son muchas las voces que se van levantando, son miles los cuerpos que están dispuestos a torcer una historia que los ha empujado a los márgenes de la misma. “Ya no somos sólo mano de obra esclava para las riquezas de las empresas o las almas cautivas para la riqueza de las religiones. Allá somos más de 7.000 habitantes que logramos la integridad de derechos aunque muchas veces nos roban las leyes en acciones de funcionarios y ciudadanos poco informados. Hoy, los Wichi en El Impenetrable defendemos el futuro e invitamos a la sociedad chaqueña a seguir mejorando sus pasos con la convicción de que nuestras culturas milenarias nos permiten ser mejores”, finalizó el documento.