Bomberos voluntarios lograron controlar en las primeras horas de la mañana de este jueves los focos de incendio que se registran en Alta Gracia, Falda del Carmen, Carlos Paz, Tanti y Villa Berna, en tanto que en cercanías de La Cumbre y en Alpa Corral las llamas siguen descontroladas.

Luego de una jornada muy complicada, en la que se activaron varios puntos en las serranías, con gran presencia de fuego en Villa Carlos Paz donde corrieron riesgos varias viviendas, el viento rotó al sector sur y disminuyó en su intensidad esta mañana aliviando la tarea de los efectivos que combaten los incendios.

Pero la tarea más complicada de los bomberos continúa en el frente de fuego que comenzó hace más de 10 días en La Cumbre y se desplazó hasta Cuchi Corral, donde llegó luego de su paso por Characato y ahora va en dirección a Estancia La Candelaria.

En Alpa Corral, en el departamento Río Cuarto, en el sur provincial, la línea de fuego tiene una extensión de 20 kilómetros y está quemando pastizales y monte a su paso.

En tanto que además del fuego de Villa Carlos Paz, se encuentran contenidos también los focos de Alta Gracia, Falda del Carmen, Tanti y Villa Berna.

Unos 300 bomberos ya comenzaron sus tareas esta mañana en todos los sectores afectados, y contarán con el apoyo aéreo de 10 aviones hidrantes de Nación y Provincia, y dos helicópteros.

Si bien aminoró el viento, se espera que siga soplando durante toda la jornada, por lo que la situación sigue siendo muy complicada, en tanto que las autoridades mantienen el alerta extrema de incendios en toda la provincia.

Por otro lado, las escasas lluvias que se produjeron en lo que va del año en esta provincia son las de menor magnitud en los últimos 65 años, según informó la Administración Provincial de Recursos Hídricos.

La crisis en el sector, con bajantes históricas en diques, es otro de los daños que provoca la sequía además de los incendios. La información hidrológica que brinda el Observatorio Meteorológico Córdoba indica que las precipitaciones de 2020 alcanzaron 459 milímetros, siendo levemente inferiores a lo que ocurrió en 1975, cuando las lluvias registradas llegaron a los 489 milímetros.

La sequía se observa con notoriedad por ejemplo en el Lago San Roque, que baña las orillas de Villa Carlos Paz, y es uno de los diques que abastece de agua a la capital provincial, donde se prevé que puede haber falta del servicio ocasionalmente en las viviendas en los próximos meses.

En tanto, el intendente de Villa Carlos Paz, Daniel Gómez Gesteira, manifestó su preocupación por la intensidad de los incendios que se están registrando en la zona y calificó como “actos delictivos” los fuegos que se originaron en las últimas horas en un sector cercano a viviendas.

“Los incendios dan mucha impotencia y bronca, porque demuestran la falta de conducta y actos delictivos de unos pocos frente a la responsabilidad que tenemos todos los vecinos”, aseguró el jefe comunal.

En tanto, vecinos de la zona donde el fuego acechó el miércoles a varias viviendas, aseguraron eue vieron a “dos personas rociando montes con combustible y prendieron fuego”, que rápidamente se propagó por el fuerte viento que se registraba en el lugar.