Viernes de movilización para el Frente de Jubilados en Lucha (Frejel). Esta mañana se manifestaron frente a las puertas de Anses porque “seguimos postergados, se siguen vaciando nuestras cajas, el recorte lo seguimos pagando los jubilados y todos los recursos que hemos aportado en toda una vida de trabajo, los están utilizando para pagar al FMI y no para lo que realmente necesitamos: el aumento de las mínimas, que es irrisorio, no llega a 300.000 pesos, el vaciamiento del Pami, y la defensa del 82% móvil”.

“No confiamos en ninguna política gubernamental, confiamos en seguir movilizados, en seguir en la calle, en dar nuestra lucha por lo que es el control de las cajas, el control de nuestras obras sociales, que nos quede a los que hemos aportado durante toda una vida, porque ahora van a un recorte, donde lo que se quiere liquidar es directamente la jubilación”, dijo Néstor Scarponi, referente de Frejel a Conclusión.

Te puede interesar: Los diferentes caminos que pueden recorrer las modificaciones a la Ley Bases

En ese sentido, consideró que “hay una política de genocidio hacia los jubilados. En este momento estamos pidiendo 800.000 pesos de mínima, que sería más abajo de la línea de pobreza, porque la línea de pobreza está en 1.200.000 y nosotros nos llegamos a cobrar 300.000 pesos”.

Por su parte, Héctor Gutiérrez de la mesa organizadora dijo que “ahora van a recortar los servicios en Pami. Lentamente nos vamos a ir muriendo si no protestamos. Somos la moneda de cambio, somos el ajuste. Ya hemos perdido 40% de nuestros haberes, y estamos perdiendo día a día cada vez más. No es cierto que ha bajado la inflación. Todo eso se arregla con números”.

“Independientemente del apoyo que tiene el Presidente, no tiene ningún derecho de hacer lo que hace. El golpista es él, el golpe es a la Constitución. Nosotros tenemos derecho a la protesta y repudiamos la represión que hubo ayer en la Plaza de los Dos Congresos, repudiamos todo lo que ha hecho este Gobierno desde que empezó hasta aquí, que es solamente hacer un plan de hambre y destruir todo lo que es el Estado argentino”, finalizó.