Un conflicto que se arrastra desde el pasado 22 de abril y todavía hoy sigue sin encontrar soluciones. Luego de que la Cámara Federal de Rosario fallara en contra de la medida cautelar solicitada por el actual decano de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario, Raúl Gómez Alonso, y dejara entonces anulada la elección de autoridades de esta casa de altos estudios, estaba prevista para hoy un nuevo llamado a comicios. Sin embargo, las elecciones no se concretaron y la asunción de las nuevas autoridades sigue pendiente.

Objetando lo avalado por la Justicia, y considerando que aquellas primeras elecciones se realizaron con los tiempos y las formas adecuadas, un grupo de estudiantes realizó un bloqueo en el SUM de dicha facultad, donde se realizaría el proceso eleccionario, y finalmente no pudo concretarse la votación.

En ese marco, la consejera directiva, Marisa Germain habló con Conclusión y señaló que “esperábamos que hoy se pudiera solucionar el conflicto, hicimos la convocatoria que fue resuelta a partir de una impugnación presentada en el Consejo Superior y después convalidada por la Justicia Federal y hoy teníamos tres llamados sucesivos a las 10 de la mañana, a las 11 y a las 12, pero cuando llegamos para intentar sesionar algunas agrupaciones estudiantiles, habían bloqueado el ingreso al SUM y no pudimos entrar”.

“Le reclamamos al decano que garantice la posibilidad de realizar la sesión para elegir nuevas autoridades y el decano hasta ahora no ha podido garantizarlo. Por lo tanto estamos viendo los consejeros directivos que somos 11 y que estamos en condiciones de dar quórum qué alternativa vamos a tomar a partir de esta situación compleja”, describió Germain.

En este sentido, se quejó porque “lo que están haciendo es desconocer los ordenamientos institucionales que nos regulan, primero el Consejo Superior y después la resolución de Tribunales Federales. La verdad que es muy complejo poder tener una convivencia política razonable en estos términos “.

“Nosotros esperamos que sobre todos los compañeros de los claustros docentes, que tienen y que pertenecen al otro sector político, puedan garantizar hablando con los sectores estudiantiles que nos acompañan, efectivamente una resolución democrática de la situación. Porque elegir autoridades es algo que sí o sí tenemos que hacer”, apuntó.

Por último agregó: “No puede permanecer la institución sin la elección de las autoridades”.

Contrariamente, Sheila Escalada y Maira Lignetti, miembros del Centro de Estudiantes de esa facultad, dijeron a Conclusión que lo que repudian es la intervención del rectorado. “No es la primera vez que este sector, cuando está en contra de un proyecto, en este caso de los estudiantes, fueron a intervenir el Rectorado. Las elecciones del 22 de abril fueron legales”, indicó Lignetti.

“Repudiamos también que hayan venido a patotearnos, la compra de votos y los aprietes que hacen para volver a gobernar la facultad, y que quieran llevar ilegalmente a cabo las elecciones, y vamos a seguir defendiendo este programa estudiantil, seguir movilizados. El problema es que ganaron autoridades que son independientes del sector político que maneja la caja de la universidad y que hace que de la educación pública un negocio”, manifestó contundente Escalada.

En tanto la candidata a decana, Soledad  Cottone dijo a este medio que “queda claramente de manifiesto que no hay una intención de que podamos elegir y participar todos los claustros en esta elección”.

“Queremos constituirnos en consejo especial para elegir y solicitamos que se busque otro lugar para sesionar y el decano dijo que volverá a llamar en 48 horas, pero está llamando en las mismas condiciones de hoy, lo cual no da ninguna garantía de que se cumplan las garantías de derecho”, cerró.

Así las cosas, la jornada culminó con la constitución de una asamblea docente para debatir cómo funcionar en la facultad hasta tanto se definan las autoridades.