Dos jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) asistirán el viernes a una asamblea de comunidades originarias, que reclaman la propiedad indivisa de 400.000 hectáreas de tierras en el noreste de Salta.

También recorrerán la zona para comprobar las denuncias de los indígenas por el tendido de alambrados, tala ilegal y presencia de ganado de familias criollas con las que tienen un acuerdo que les concede el acceso a 243.000 hectáreas.

El reclamo de Lhaka Honhat (Nuestra Tierra, en el idioma wichí) por el territorio que ocupaban sus ancestros, se inició en 1984, y en 1998 llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en 2012 declaró “la violación de los derechos de las comunidades”.

Por ello, la comisión que depende de la Organización de Estados Americanos, al igual que la CorteIDH, dispuso que se atendieran esos reclamos y ante el incumplimiento el expediente pasó al tribunal.

Incumplimiento y juicio

Se dictaminó que el Estado argentino “incumplió” con las reparaciones de conceder un título único, demarcación del territorio, desplazamiento de familias criollas y de sus animales, entre otras medidas, por lo que el caso pasó a juicio, indicó el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que patrocina a los indígenas.

El pasado 14 de marzo hubo una audiencia en San José de Costa Rica, sede del tribunal, en la que hablaron los peticionarios (indígenas), sus abogados (CELS) y los representantes de los Estados (Salta y funcionarios nacionales). “El juicio está en su etapa final. En mayo del 2018 presentamos nuestra demanda por escrito con los hechos, los argumentos de derecho y toda la prueba. El Estado contestó por escrito y luego se desarrolló la audiencia pública”, dijo Gabriela Kletzer, abogada del CELS. El reclamo de las comunidades originarias ya lleva unos 21 años en la esfera internacional, remarcó.

Señaló que la próxima visita de los jueces interamericanos a Salta obedece a un pedido directo del Coordinador de Lhaka Honhat, Francisco Pérez (wichí) y del tesorero de esa asociación, Rogelio Segundo (qom).

Ver antes de fallar

Se busca que los jueces “tomen contacto directo” con los indígenas antes de emitir el fallo en el caso por violaciones a los derechos de las comunidades originarias en los ex lotes fiscales 55 y 14 en el departamento Rivadavia de Salta.

La llegada de los jueces a la zona del Pilcomayo, unos 500 kilómetros al noreste de la capital salteña en cercanías del punto tripartito (con Bolivia y Paraguay) tiene como antecedente la presencia en tres oportunidades de integrantes de la CIDH que pone en perspectiva la importancia de un caso que en los hechos es el reclamo territorial indígena más grande de todo el continente.

Los jueces serán recibidos mañana por el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey y pernoctarán el jueves y viernes próximos en Tartagal.

El reclamo de las 92 comunidades indígenas (chorotes, wichí, tapiete, qom y chulupí) diseminadas en el territorio en disputa es por un título “a nombre de todas” ellas y que se preserve el derecho a la alimentación y el derecho a su identidad cultural.

La CorteIDH lleva a cabo una sesión extraordinaria en la Argentina por invitación del Gobierno, dijeron fuentes del Ministerio de Justicia.