Concluyó la reunión entre directivos de Metalúrgica Tandil y trabajadores de la fábrica, donde se notificó la decisión de Renault Argentina de cerrar la industria señera de la ciudad, además de despedir a casi todo el personal.

El gerente de la planta dialogó con los operarios y según fuentes presentes en el lugar, se adjudicó parte de la responsabilidad del fin de la empresa productiva ya que “su gestión no logró salvar” la continuidad, dijo.

De esta manera, más de 100 familias quedan sin trabajo en el medio de una ola de despidos que sacude al país y, obviamente, afecta a Tandil.

Mañana llegarán los telegramas que confirman las cesantías, mientras que sólo quedarán en la planta 6 empleados cerrando el círculo comercial de la firma.

Según las promesas verbales, la liquidación de las indemnizaciones podrían realizarse la semana que viene.

Cabe señalar que los trabajadores con el acompañamiento de los gremios de Tandil preparan una marcha para el próximo 16 de Junio, a la vista de la crisis de Metalúrgica Tandil, que ya se había cristalizado en las suspensiones. Ahora la decisión del cierre es definitiva.

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, seccional Tandil, Carlos Romano, citó para una asamblea urgente con los trabajadores cesanteados, encuentro que se llevará a cabo hoy a la tarde.