El sindicato del gremio ferroviario La Fraternidad anunció que realizará un paro de trenes el próximo jueves 30 de mayo porque los maquinistas buscan una recomposición salarial que al menos “le empate a la inflación”.

Además, su secretario general, Omar Maturano, señaló que el sector está sufriendo un recorte de presupuesto del 59 % en insumos para que las formaciones ferroviarias funcionen normalmente.

Al respecto de la medida de fuerza, Maturano expuso: “Nadie puede decir que no les avisamos, no hay nadie para hablar con fuerza propia”.

Durante una entrevista con A24, el dirigente del gremio que agrupa a los maquinistas subrayó: “No queremos aumento de sueldo, queremos empatar a la inflación”.

“Vamos a hacer un paro de 24 horas porque no nos dejan empatar la inflación, que es diferente, no queremos aumento del sueldo, queremos empatar la inflación», reiteró el titular de La Fraternidad.

Por otra parte, Maturano fue más allá y se refirió al posible futuro de la actividad: “¿A cuánto estamos de una nueva privatización? Eso de privatización y concesión son dos palabras diferentes. La privatización es directamente vender, vender el suelo ferroviario, vender la infraestructura, vender las formaciones, y eso ya, el que compra eso, no lo compra por el ferrocarril o por la empresa para el servicio, sino lo compra para negocio inmobiliario, eso está clarito”.

“La concesión es otra cosa porque no vende la soberanía, no vende las tierras, y únicamente tenés que dar el servicio que te debe imponer un órgano regulador y debe depender del Estado Nacional, dar concesión, publicitaciones y todo eso”, redondeó.

Enseguida, denunció: “No hay una inversión ni una política para el modo ferroviario. Nosotros trabajamos sin insumos, atando algunas veces con alambre algunos objetos y así salimos con los trenes. Y yo le pondría un sinónimo, que estamos trabajando con bajas condiciones de seguridad”.

Al ser consultado acerca de las posibilidades de que haya un nuevo accidente en el corto plazo, Maturano reveló un incidente que se produjo el sábado: “Hubo un semichoque, le decimos así cuando está a punto de chocar y no choca en el Sarmiento. Se equivocaron en la vía libre, el conductor frenó y no hubo accidente. Había cuatro señales apagadas”.

“Somos 36.000 y serán 6.000 los que se van con retiro voluntario, que es una mentira, algo tapado como lo hicieron en los noventa. No tienen plata para indemnizaciones, seguramente se van a pagar en cuotas. Me parece que estamos acostumbrados a ser un gremio de resistencia”, finalizó.