Una nutrida movilización de trabajadores municipales se llevó a cabo este martes desde las 10 frente a las puertas del edificio de la Municipalidad de Rosario.

Los empleados habían comenzado la jornada de protesta a las 0 de este martes, cuando dispusieron declararse en estado de asamblea permanente en todas las reparticiones.

Consultado por Conclusión, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner, subrayó que la movilización respondió a la falta de propuesta de aumento salarial de la intendencia: “El último aumento que cobramos fue del mes de marzo, abril no tuvimos una propuesta salarial, mayo tampoco”.

“Siempre se nos decía que estaban esperando que la provincia arregle su cuenta para ver cuál era la propuesta para los trabajadores y hasta ayer a última hora esperamos y bueno, los delegados decidieron movilizar hoy al Palacio a venir a exteriorizar, a visibilizar cuál es su preocupación”, abundó.

Después de considerar que “dos meses sin un aumento de salario en este país es una locura” recalcó que a pesar de la situación la comunicación con las autoridades municipales “no es de las mejores, pero es permanente”.

“Estamos cansados del cafecito, estamos cansados de la charla, del no se puede, del más de acá no puedo. Ya pusimos un límite, ya dijimos basta hasta acá. Y esa es la respuesta de la gente”, subrayó el dirigente gremial.

A su turno, la secretaria general adjunta del sindicato, Yamile Baclini, señaló que el porcentaje de aumento que puedan pedir “no es lo único que marca la realidad” ya que “lo que marca la realidad es poder llegar a fin de mes, poder pagar un alquiler, poder pagar la luz, el gas, el transporte”.

“Todo aumentado y los sueldos se congelan. Cuando vemos esto, esto es licuar los sueldos, es perder poder adquisitivo, especificó.

Tras pedir “un espacio donde se pueda negociar o consensuar”, Baclini describió: “Las políticas públicas para trabajar, para cuidar a todos los rosarinos y esas ideas que se gestan en esas grandes oficinas, se implementan con los compañeros que ustedes ven acá. Y que están acá por su propia voluntad, porque saben que no pueden llegar a fin de mes dignamente como merecen”.

Finalmente tomó la palabra de nuevo Ratner: “Nosotros hace más de cuatro años que no realizamos una medida de fuerza. Siempre logramos un consenso, pero desde hace cinco meses a esta parte está enseñada una política nacional y provincial que a nosotros nos deja así, reclamando hoy que se aumenten los sueldos”.