La fábrica de galletitas Tía Maruca, originaria de Albardón, provincia San Juan, acarrea un conflicto con el personal de la firma desde el inicio del año, que amenaza con recrudecerse en estos días.

Involucra a 400 familias, damnificadas por la demora en el pago de los sueldos. Durante el mes, el salario viene siendo abonado en cuotas, las cuales se dilataron en el último tiempo, a lo que se suma que los trabajadores todavía no cobraron el aguinaldo.

El subsecretario de Trabajo de la provincia cuyana, Roberto Correa Esbry, declaró en radio AM 1020, que “no hay denuncia laboral todavía”, pero que está “al tanto de la situación de conflicto que hay con el atraso en el pago de los sueldos”.

El funcionario relató que actualmente los empleados de la empresa Tía Maruca (ex Dilexis) no percibieron el aguinaldo, lo que se agrava por el atraso en el pago de una quincena.

“La firma está con dificultades financieras y trata de solucionar esos problemas”, sostuvo Correa Esbry.

Según el Subsecretario de Trabajo, la explicación es que la empresa vende la producción y al momento de reinvertir para reiniciar el proceso productivo, los costos de la materia prima ya variaron considerablemente por la inflación.

En tanto, el funcionario precisó que todavía no se registraron despidos, aunque sí hubo “rescisión de algunos contratos (de tres meses) con un grupo de trabajadores temporarios”.

“Vamos a intervenir de alguna forma seguramente esta semana”, aclaró, al tiempo que dijo que los trabajadores “no deben tener temor de radicar la denuncia o pedir inspecciones”.

“Estamos apostando a cuidar las fuentes laborales y que se siga sosteniendo la firma”, concluyó Correa.