Los docentes de Santa Cruz advirtieron que es probable que el próximo 25 de febrero no comiencen las clases y que van con poca expectativa a la reunión de paritaria convocada para hoy por el gobierno de Alicia Kirchner.

Pedro Cormack, secretario general de la Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac), en conferencia de prensa, destacó que “a casi tres años del gobierno de Alicia Kirchner sigue el salario fragmentado, con circuitos administrativos que generan situaciones engorrosas, sin recibos de sueldos, con descuentos brutales y con esta circunstancia de congelamiento salarial”.

El dirigente advirtió que de no haber verdadero diálogo y respuesta a lo que exige el sector “los padres tienen que saber que las clases no van a empezar el 25 de febrero”.

El congreso provincial de la Adosac se reunirá en Río Gallegos el próximo miércoles y allí determinarán las medidas a seguir.

Representantes de los maestros consideraron que “tenemos en claro que este año va a haber muchas presiones” y por eso “la lucha debe hacerse de manera unitaria, durante todo el año, más allá de las diferencias de cada sindicato”.

“Es necesario que todos los políticos se preocupen y se ocupen de la educación sabiendo que es una problemática que nos afecta a todos y que es absolutamente transversal”, señalaron.