lo más importante

Viejos son los trapos