El director estadounidense Woody Allen demandó a Amazon Studios en reclamo de 68 millones de dólares por el incumplimiento de un acuerdo para la producción de cuatro películas, tras la vuelta a la discusión acerca de las denuncias públicas de acoso sexual.

Según la denuncia del director de obras maestras como “Manhattan” y “Zelig”, Amazon Studios decidió no difundir su último largometraje “A Rainy Day in New York” terminado hace seis meses, supuestamente por “una acusación sin fundamento (de acoso sexual) presentada hace 25 años”.

Dylan Farrow, hija adoptiva del cineasta con Mía Farrow, acusó a Woody Allen de abusar de ella cuando ella tenía siete años, unas acusaciones que Allen viene negando en reiteradas oportunidades desde 1992.

La demanda presentada hoy contra la productora y plataforma digital por el director, según lo informado por Variety, también recrimina a Amazon por haber dado “solo razones vagas” para abandonar el acuerdo de producción y exhibición alcanzado entre ambas partes.

El texto de los abogados del actor-director “Amazon intenta justificar su acción haciendo referencia a una acusación sin fundamento de hace 25 años en contra de Allen, pero esa acusación ya era bien conocida por Amazon, antes de que Amazon alcanzara los cuatro acuerdos con Allen”.

El escrito sostiene que en enero de 2018, después del nacimiento del movimiento #MeToo, tras el Caso Weinstein, Amazon propuso al director que la difusión de la película producida fruto del proyecto conjunto se postergara hasta 2019, a lo que Allen, finalmente, aceptó.

El documento de los representantes legales de Allen agrega que en junio de 2018 el programador general de Amazon, Ajay Patel, envió una nota concluyendo el acuerdo para la producción de los cuatro largometrajes, y diciendo que no tenía intención de distribuir ninguno de ellos.

Allen exige el pago del dinero derivado de “los pagos mínimos” derivados de la producción de los cuatro trabajos, así como una compensación por los daños y los honorarios de los abogados.