Por Florencia Vizzi – 70/30

La realidad puede tomarnos desprevenidos y, de repente, nos vemos sumergidos en situaciones que, hubiéramos jurado, sólo pasan en las películas.

Mientras miramos como la luz otoñal se filtra por la ventana y contamos las horas para poder volver a las calles, los parques, los paseos matutinos y, quien diría que lo extrañaríamos, los puestos de trabajo, mientras vemos pasar las horas entre noticias, delirantes cadenas de whatsapp y místicos arrebatos en Twitter, buscamos dar una vuelta.

A circunstancias propias de una película apocalíptica las contrarrestamos con una buena dosis de su propia medicina y nos sumergimos en el cine, vacuna irreverente contra todo mal, elixir insolente para no sucumbir en la cuarentena.

Y, muy a tono con estos días, la primera lista de recomendación va por las diez mejores películas de zombies que no podés dejar de ver.

A pesar del auge actual y buena fama que hoy en día tienen los zombies, no siempre fue así. Desde sus orígenes y durante muchos, muchos años, el género fue considerado clase B. Un género menor y poco serio del que no se podía esperar ninguna reflexión o mirada profunda.

No es la misión ahora desarrollar una historia del género, que dejaremos para tiempos más amables, pero es justo destacar que en general, y sobre todo a partir de las películas del gran George Romero, el género se ocultó detrás de los muertos vivos para plantear una mordaz y filosa crítica social y política en las diversas épocas y también una cínica mirada, si se quiere, sobre las conductas humanas y la sociedad de consumo.

Pero, he aquí su mayor logro, los zombies aportaron a esa mirada crítica sobre una sociedad plagada de hipocresía y dobles discursos diversión, desfachatez y mucho humor negro.

Dicho esto, aquí va el top ten de películas de zombies, las ‘must have’, las que si o sí tenés que ver, aunque no seas un fan del género.

1- La noche de los muertos vivientes- (Night of the living dead) – George A. Romero – 1968

El cine de zombies, tal como se lo conoce hoy día, no existiría sin esta obra maestra del género. Romero revolucionó el cine de terror con su ópera prima, filmada en 16 milímetros, en blanco y negro y con un presupuesto de tan sólo 110.000 dólares, que lo convirtió en un director de culto.

A la luz de estos días y de la evolución de los zombies según el cine,  puede resultar un poco fuera de época, anacrónica.

Pero, además de ser ‘la película que lo empezó todo’ (esto va sin desconocer a sus precursores), mantiene una tremenda vigencia porque es la que creó todos los tópicos del género que se mantienen hasta hoy: atrincheramiento para sobrevivir, colaboración colectiva, disparo en la cabeza para darle muerte al zombie, entre otros.

Además, Romero instaló lo que sería la característica que distinguió al género: la crítica social y las segundas lecturas, sobre todo en cuanto al racismo y las conductas de ese grupo de personas atrincheradas en la mítica casa.

*Descubrimiento

2- El amanecer de los muertos – (Dawn of the dead) – 1978 – George Romero

Diez años después de su primera locura, Romero volvió al ruedo. Estafado por los popes de la industria que se aprovecharon de su desconocimiento de los negocios en el cine y se llevaron todas las ganancias, George planeaba su revancha y el gran Darío Argento, maestro italiano del cine de terror se enteró. Así es que, probando su admiración por el padre de los zombies, financió completamente, de su bolsillo, El amanecer de los muertos, dándole, además, total libertad creativa.

El resultado fue una película bastante interesante (aunque, hay que decirlo claramente, superada por la remake de Zack Snyder en 2004) , mitad pastiche, mitad obra de arte.

Dos policías Swat, una periodista y un piloto de helicópteros logran escapar de la epidemia de zombies que asola al mundo y se refugian en un shopping. Al principio, consiguen la vida perfecta, gozando de todo lo que el centro comercial tiene para ofrecerles, pero con el correr de los días, el aislamiento comienza a volverse en contra mientras tienen que luchar con un grupo de saqueadores dispuestos a ingresar por la fuerza a la vez que millares de zombies se agolpan en las puertas.

Con este argumento, Romero vuelve a poner de manifiesto su ácida mirada, dejándola bien en claro con la métafora del shopping y de lo que ocurre en el reinado de la sociedad de consumo: sino consumís o no podés consumir, sos un muerto en vida.

Más allá de lo irregular en cuanto a su construcción fílmica y algunas fallas serias  en cuanto a montaje, maquillaje y efectos especiales, que a día de hoy, vuelven algo ridículos a esos muertos vivos, la película es recomendable, entretenida y una buena puerta de entrada al género, sobre todo para conocer al padre de los zombies.

*Interesante

3- El amanecer de los muertos – (Dawn of the dead ) – 2004 – Zack Snyder

En el año 2004, el debutante Zack Snyder se le atrevió a Romero, tomó las premisas básicas de la original y logró llevarla a otro nivel, en muchos aspectos, superiores, tanto en efectos como en guión logrando película aguda y brutal.

Snyder mantiene la metáfora del consumismo, y la profundiza en sus más diversos aspectos, y se adentra también en las reacciones y relaciones humanas tomando como eje la supervivencia. Uno nunca sabe cuándo, la persona que está a tu lado, dejará de ser la que conociste para convertirse en un monstruo ávido por devorarte. 

La película está, además, técnicamente sólida e inspirada y goza de un guión que ofrece mútliples niveles y todos los matices.

*Imperdible.

4- Shawn of the dead (El desesperar de los muertos o Zombies party) – 2004 – Edward Wright

El año 2004 trajo también, desde Inglaterra, una de las mejores comedias negras con temática zombie, precedente cuya posta tomó en 2014 Ruben Fleischer cuando dirigió Zombieland.

Dos amigos cerca de los 30 llevan una vida acomodada y sin mucha preocupación por el futuro, se niegan a crecer y pasan el día en el Winchester, un típico pub inglés, entre porros, cervezas y discusiones vanas. Hasta que un día, la novia de uno de ellos, harta de su falta de madurez y proyectos en común, da por terminada la relación. Entonces Shaun decide cambiar su vida y recuperar a su chica… y justo en ese momento, una invasión de zombies se interpone entre sus planes.

La película lo tiene todo, negrísimo humor, diálogos excelentes, gran guión y una increíble banda de sonido que se complementan en un increscendo trepidante.

Uno de los mayores logros es mostrar desde un principio a los zombies en segundo plano, en las más diversas situaciones, lo que genera una complicidad con los espectadores, que advierten lo que pasa mucho antes que los protagonistas.

Una comedia que aborda los temores y encrucijadas de la adultez y la madurez y el extraño camino para llegar a esas instancias con un humor nunca fácil, ácido, muy negro y divertido.

Una curiosidad: en medio de la pandemia de coronavirus, Simon Pegg (guionista y protagonista) y Nick Frost, (también protagonista), revivieron una muy clásica escena de la película pensada en el marco de la prevención contra el Covid-19. 

*Imperdible

5- 28 days later (Exterminio) – 2002 – Danny Boyle

En el año 2002 el polifacético Danny Boyle, dueño de una filmografía contundente y muy personal, que despuntó con Trainspotting y llegó al Oscar con Slumdog Millonaire, dio todo un giro y reinventó al género con su propia y particular versión de los zombies, dándole paso a un nuevo tipo, ya que en concreto, no se trata de muertos vivos. Los zombies de Boyle son iracundos, rapidísimos, ultraviolentos y capaces de ganar cualquier carrera.

En este caso, Boyle se permite un híbrido entre la ciencia ficción y el terror.

La película abre con un grupo de activistas por los derechos animales tratando de liberar a unos monos que son utilizados para experimentos en un laboratorio. Lo que ellos no saben es que los animales fueron inoculados con el virus de la rabia y al ser puestos en libertad, los atacan. El virus se expande rápidamente acabando con la mayor parte de la población de la ciudad. En aquellos años, impactó una de las escenas del principio de la película, mostrando una Londres absolutamente desierta, en la que su protagonista, un muy joven Cillian Murphy, despierta en un hospital después de haber sido atropellado y sin tener la menor idea de lo que ocurrió en ese tiempo que permaneció inconsciente.

28 días después logra un excepcional escenario apocalíptico, acción muy lograda y un montaje que nunca decepciona.

¡Ideal para aumentar la paranoia en días de cuarentena!

*Interesante

6- Braindead (Tu madre se comió a mi perro) – 1992 – Peter Jackson

 Mucho antes del Señor de los anillos o Criaturas celestiales, Peter Jackson ya andaba haciendo de las suyas con una cámara. Cosa que raramente ha hecho mal.

Este es uno de esos casos, un caso en que una película clase B, tremendamente desenfrenada, gore y violenta sigue siendo cada vez más de culto y recordada según pasan los años. Peter lo hizo.

Jackson retoma el tema del Psicosis, la relación madre-hijo, pero en clave Z. De hecho, hay múltiples referencias a esa obra de Hitchcok en la película, como también a las de George Romero y Sam Raimi.

Un mono rata, proveniente de la Isla Calavera (sí, la de King Kong), feo y salvaje, llega a Nueva Zelanda y transmite un virus que convierte en zombies a las personas.

Con este argumento, Jackson logró una película rayana en el delirio, que se ríe de sí misma, tan excesiva, sangrienta, divertida y original que ha dado escenas que han pasado a la historias, como las de la sopa y la cortadora de césped. Baste decir que para su rodaje se utilizaron 300 litros de sangre falsa y que, a día de hoy, sigue siendo la más aplaudida en el Festival de Sitges.

*Imperdible

7-Paranorman –(El alucinante mundo de Norman) – 2012 – Chris Butler y Sam Fell

 Sí, también hay zombies para toda la familia, ideal para tiempos de cuarentena. Norman es un niño algo solitario y aficionado al cine que tiene otra particularidad más llamativa, puede ver y hablar con muertos.

La película, íntegramente animada en stop motion, tiene un aire algo ochentoso, uno grupo de chicos en un pueblo con pocas perspectivas, buscando aventuras, un poco de Los goonies o ET, condimentado con brujas, zombies y motines.

Y también tiene al marginado, el niño víctima de bullying, ignorado por sus padres, tratando de sobrevivir en un mundo extraño y feo.

*Imperdible

8- Invasión zombie (Busanhaeng / Train to Busan) – 2016 – Yeon Sang-ho.

Desde Corea del Sur llega esta propuesta que mezcla el drama, la crítica social y el apocalipsis zombie.

Un padre divorciado lleva a su hija a ver a su madre, algo que la niña espera con anhelo y que le ha pedido cientos de veces a su papá. Cuando el viaje inicia, se desata la epidemia zombie que se irá agravando a lo largo del trayecto.

Lo más interesante de esta película es que en su gran mayoría, está contada dentro de un tren, con todo lo que eso implica, y las relaciones que allí se desarrollan y como se van modificando en determinados momentos.

Hay zombies furibundos a montones, pero también la relación de una hija con su padre, y un muestrario de estereotipos que van mutando de actitud según las circunstancias. Gran propuesta entretenida, muy bien filmada y lacrimosa.

*Interesante

9- La serpiente y al arco iris – (The serpent and the rainbow) – 1988 – Wes Craven

Aunque muchos no lo sepan, el origen de las películas de zombies, en los primeros años de la década del 30, abreva del culto vudú haitiano, que extendió sus influencias por el Caribe y se afincó en el sur de Estados Unidos, particularmente en Louisiana donde se transformó en parte importante del folclore.

En La serpiente y el arco iris, Wes Craven  recupera el origen del cine zombie basado su película en un libro de igual nombre escrito por el etnobotánico canadiense Wade Davis luego de su viaje a Haití,  en el que narraba con precisión los rituales de zombificación que se realizaban en la isla.

En el primero de esos libros, se supone que Davis cuenta la historia real de un hombre que había sido zombificado y había trabajado dos años como esclavo en una plantación bajo esas condiciones.

En esta película Bill Pullman interpreta a un antropólogo que luego de ser zombificado logra escapar de Haití y volver a Estados Unidos, pero años después tiene que volver, enviado por una compañía farmacéutica, a investigar los compuestos que utilizan los chamanes para el “polvo zombie”.

Además de lo original del enfoque, el film aborda aspectos de la rica tradición cultural haitiana y de la sangrienta dictadura de Jean Claude Duvalier.

*Imperdible

10- Zombieland – (Zombieland) – 2009 – Ruben Fleisher

Previa a la fiebre desatada por The Walking Dead, Bienvenidos a Zombieland es una comedia liviana y algo  bizarra, una road movie en la que cuatro amigos totalmente disímiles deben sobrevivir.

El apocalipsis zombie ya ha llegado y el neurótico Columbus ha logrado sortear la vida cotidiana respetando una serie de reglas inamovibles basadas en el miedo y la cobardía.

Mientras trata de encontrar a sus padres, el chico se cruza con Tallahase, el gran Woody Harrelson, un desfachatado y necio cazazombies cuya única aspiración es conseguir la mayor cantidad de Twinkies posible mientras mata muertos vivos.

Ambos conocerán a dos hermanas y en el camino que emprenderán juntos será muy importante llegar a la casa de Bill Murray.

*Casi imperdible